Pin It

EL PROFETA JONÁS

INTRODUCCION


La cuestión en cuanto a la realidad de la persona de Jonás es respondida por 2 Rey.14:25. En este pasaje lo encontramos mencionado como el profeta que profetizó durante el reino de Jeroboam II. Su nombre  significa "paloma," y el nombre de su padre  Amitai significa "la verdad del Señor." Él era de  Gat-hepher" _ "el lagar del  vino del pozo" es el significado de estas dos palabras. De  este modo  también Jonás pertenece a los primeros profetas y el libro que lleva su nombre, escrito por él mismo, ocupa el justo lugar en el A. Testamento. Una tradición judía declara que Jonás fue el hijo de la viuda de  Sarepta, a quien  Elías resucitó; pero esta  es solo una  invención sin ninguna evidencia.


El libro y la  experiencia de Jonás.


El libro de Jonás  es de una naturaleza diferente a aquella de los libros de los otros profetas menores y sus experiencias personales  y actividades como reportadas  en los libros históricos. El libro de Jonás no tiene profecías  directas  en si, aun así  la  experiencia que  registra es una gran profecía. 
No presentamos  los  contenidos del libro en esta introducción, pero seguirán en todas las  anotaciones. Como es bien sabido, la historia milagrosa del libro de Jonás ha sido ampliamente atacada por la infidelidad. Cuando el A. Testamento fue traducido al griego (la Septuaguinta) los filósofos paganos  y otros  escritores ridiculizaron este libro y jugaron con él. Sus objeciones  y ridículo se reproducen en la escuela del criticismo destructivo. Escuchamos que los hombres que se jactan  de gran  erudición declaran que Jonás jamás vivió, que la historia del  libro de Jonás es imaginación de algún genio literario.  El archí-critico, F.W.Farrar, en el Expositor´s Bible: "De Jonás no sabemos nada más. Pero es imposible  ver  en el libro de Jonás mucho más de aquello que es una bella y edificante historia, que puede o no descansar  sobre alguna leyenda que ha sobrevivido." Pero como uno ha dicho, se requiere menos  fe para acreditar la simple  historia de Jonás que  creer en las numerosas hipótesis que se han inventado para privar a este libro de su  carácter sobrenatural. La gran mayoría  de estas hipótesis son torpes, y violentan el lenguaje, y desprecian el espíritu de  revelación. Estas  infieles  invenciones son distinguidas  por tedioso ajuste, laboriosas combinaciones, conjeturas históricas y engaños críticos. 
Algunos críticos que no desean rechazar completamente la historia de Jonás, suponen que  este puede haber  tenido una base  histórica, aunque la  forma en la cual lo tenemos hoy es fantasiosa y mítica. Otro crítico  considera esto como  un sueño que  Jonás tuvo en el  barco. Aun otros críticos consideran el libro como una alegoría histórica, describiendo el destino de Manasés, y de Josías su nieto. ¡Que salvaje imaginación es  esta en la cual este  critico ha  caído, puede verse  por  el hecho que él  comparó la  nave con la monarquía  judía, mientras el arrojar en el mar de Jonás  simbolizó la cautividad  temporal de Manasés! 
Muchos críticos lo tratan como una alegoría  basada sobre el mito  fenicio de Hércules y el monstruo del mar. Citamos unos pocos más, simplemente para  mostrar las locas  cosas que  oscurecen el pensamiento humano, que piensa que ha alcanzado el conocimiento y el saber,  y lo que pueden inventar en vista a desaprobar  la  verdad de Dios, mencionamos la teoría que  cuando Jonás fue arrojado al mar  fue levantado por una nave que tenía  una  figura como cabeza de  un  gran pez. Otro dice que probablemente  Jonás se refugio en el interior de una ballena muerta que  estaba flotando cerca del  lugar donde  él fue arrojado por la  borda. 
La gran mayoría de los críticos hoy niegan la historicidad del libro de Jonás y demandan que su material se ha derivado de leyendas populares,  que  este es ficción con  un  propósito moral. Las lecciones morales y sus significados  religiosos han sido de un  rango más amplio que  estas hipótesis. Las  teorías no merecen una refutación especial.


¿Es esta historia  o mito?


No hay nada en el relato que justificaría a algún critico para que lo acusase de ser una  alegoría.  Si este tiene la forma de  una narración y  todas las  características  literarias de una  experiencia personal. La única razón por la cual los críticos lo han  clasificado con mitos y niegan su autenticidad es el elemento milagroso del libro. Cualquiera que crea en un Dios Omnipotente, un Dios que  hace cosas maravillosas, no  tendrá ninguna dificultad  para aceptar este libro como  una  historia verdadera. También podemos añadir que  todas las fuentes  primitivas judías  confirman la  historicidad literal del libro de Jonás.  Además, el libro es muy simple y completamente  hebreo.


La más alta evidencia


La más elevada autoridad que nos asegura que Jonás vivió, y tuvo la experiencia registrada en este relato es el Señor Jesucristo. Las palabras que Él  expresó, quien es la Verdad, son  claras e irrecusables. No hay un significado secundario: "porque  como Jonás estuvo tres noches y tres  días en el vientre del pez, así el Hijo del hombre  estará tres días y tres noches en el corazón de la tierra. Los hombres de Nínive se levantaran en juicio con  esta generación, y la condenaran, porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás, y he  aquí, uno más grande que Jonás está aquí" (Mt.12:40-41). Nuestro Señor nos dice que hubo un profeta llamado Jonás y que  tuvo la experiencia  relatada en el libro que lleva  su  nombre. Negar esto es equivalente a negar el conocimiento y veracidad de  Dios. Esto es  exactamente lo que hacen los críticos. Ellos  han ido demasiado lejos al decir que  nuestro  bendito Señor conoció mejor de lo que podía  expresar, Él de este modo actuó por causa de la conveniencia, de manera a no entrar en conflicto  con las opiniones  corrientes entre Sus  contemporáneos. Otros osadamente dicen  que Él no sabía,  porque no tuvo acceso a las fuentes que están a nuestra disposición  hoy. En otras palabras los críticos destructivos demandan tener más conocimiento que Aquel que el Señor Jesucristo poseía  en Sus días sobre la  tierra. 
El profesor A.C. Zenos (en la Standard Bible  Dictionary) dice: "el N. Testamento no encomienda a Jesucristo o a sus propios autores  a una  u otra de las teorías." Esta es una pobre declaración. El Señor Jesús  se comprometió  plenamente con la historicidad de Jonás. La New Century Bible, una obra  destructiva, hace la siguiente declaración: "No debemos concluir  que la  validez literal de la historia de  Jonás  es  establecida  por  esta referencia"_ es decir,  que las palabras de nuestro Señor en Mt. 12:40. Pero  el  hombre que  escribió  esto pasó por alto  el hecho que el Señor  en  todas Sus alusiones  a los eventos del A. Testamento siempre habla de  ellos como  actuales eventos literales, y por  tanto, establece  su  validez literal.  Por ejemplo, "como Moisés levantó la  serpiente en el desierto"; "como fue en los  días de Noé"; "como fue en los  días de Lot". Entonces en el  verso de  Mateo, el Señor  habla de la  reina del sur y su visita  a Salomón como siendo  real, un hecho literal. ¿Por qué entonces Él no  hubiese hablado de la historia de Jonás como  un hecho literal? 
La verdad es que el Señor Jesucristo puso tal énfasis sobre el libro de Jonás  porque éste  prefiguraba  Sus propias  experiencias como  Redentor, y debido a  que sabía que la cristiandad apostata negaría  este  libro y su registro. No hay posición  intermedia posible; este libro de Jonás  es  verdadero, relata la verdadera y milagrosa historia de  este profeta,  o el Señor Jesucristo no  es el infalible  Hijo de  Dios. Su persona y obra permanecen o  caen con la autenticidad de Jonás. 
"Nuestro Señor singularizó este particular milagro acerca de Jonás, que se ha pensado es una  gran dificultad, y agrega a  éste Su propio poderoso sello de verdad. ¿No puede usted recibir las palabras del Señor Jesucristo contra todas la de los  hombres? El Señor  Jesús se ha referido al  hecho de que Jonás fue tragado por un  gran pez, llame a  éste lo que  usted quiera_ no voy a entrar en una contienda con los naturalistas, acerca de si fue un tiburón, o una ballena. Esto es de poca importancia. Dejemos a los  hombres de ciencia  establecer esto (si pueden); pero el  hecho mismo, el único de importancia para nosotros que afirmar, es que fue un  gran pez  se tragó y después  vomitó al profeta  vivo. Esto es todo lo que necesitamos afirmar, la verdad literal del hecho alegado. No hay necesidad de  imaginar que un pez fue creado para ese propósito. Hay muchos  peces  completamente  capaces  de tragarse a  un  hombre. Pero el hecho no  solo es  afirmado por nuestro mismo Señor y aplicado a Él mismo. Cualquiera que disputase esto deberá dar cuenta  ante el tribunal de Cristo" (W.Kelly)   


El significado típico y profético de Jonás


El significado típico y profético de la historia de Jonás está autorizado por las palabras del Hijo de Dios. Sus  experiencias tipifican  la muerte, sepultación, y resurrección de  nuestro Señor,  como también  el mensaje del evangelio que va a los  gentiles. Además, la  experiencia de Jonás  es también profética de toda la nación. En las anotaciones  entraremos  más plenamente en estas interesantes e importantes figuras.


La división del libro.


La división del  libro es muy simple. Mantenemos la división de los  capitulo como  están en la  versión autorizada. 
Capitulo 1 nos presenta el registro de la comisión de Jonás, su desobediencia y las consecuencias. 
Capitulo 2 contiene  su oración y libertad 
Capitulo 3 contiene el  relato de su obediencia al predicar  en Nínive 
Capitulo 4 nos presenta el relato del descontento y corrección de  Jonás. 
Análisis  y anotaciones


CAPITULO 1 
LA COMISION DEL PROFETA, SU DESOBEDIENCIA, Y LAS  CONSECUENCIAS

  • 1. La comisión (1:1-2)
  • 2. La desobediencia (1:3)
  • 3. Las consecuencias (1:4-17

Vv. 1-2. El registro comienza con la misma palabra con que comienzan todos los libros históricos en la Biblia, como Josué, Jueces, Rut, Samuel, etc. La comisión dada a Jonás fue ir  a Nínive, esa gran ciudad, y clamar contra ella a causa de su maldad. 
Nínive era la gran capital de Siria; esta es mencionada por primera  vez en Gén. 10:11. Su gran extensión  es mencionada en el Cap. 3:3, donde leemos "tres días de jornada." Los antiguos  escritores griegos y romanos declaran que ésta era la ciudad más grande en el mundo en aquel día. Todas  estas declaraciones  acerca de sus enormes medidas han sido verificadas por las excavaciones modernas. La palabra de Jehová vino a Jonás para que visitase  esta ciudad y entregase el mensaje. Siete veces la frase "la palabra de  Jehová vino a Jonás" se usa  en este libro. 
V.3. Jonás se levantó enseguida, pero en lugar de ir al este, hacia Nínive, partió en otra  dirección. Tarsis en  España era su objetivo. También se declara que  él huyó de la presencia de Jehová. Esto no puede  significar que huyó de la presencia de Aquel  que él sabía que era  Omnipresente.  El salmo de  David que habla  claramente de  esto estaba entonces en posesión de Israel, y Jonás debe haberlo conocido:

"¿A dónde me iré de tu Espíritu?
¿Y a dónde huiré de tu presencia?
139:8 Si subiere a los cielos, allí estás tú;
Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.
139:9 Si tomare las alas del alba
Y habitare en el extremo del mar,
139:10 Aun allí me guiará tu mano,
Y me asirá tu diestra." (Sal. 139:7-10)


Él no huye de la presencia de Jehová en el sentido de escapar de Su conocimiento y autoridad. Esto significa que dejó la tierra de Israel donde moraba Jehová; él huyó del servicio y comisión que había  recibido. 
Si buscamos un motivo para la desobediencia  de este profeta la encontraremos en el mismo libro. En el cap.4:2 leemos, "¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me apresuré a huir a Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal" Pero ¿por qué él temía que Dios fuese misericordioso hacia Nínive y salvase esa ciudad? Era sin duda un espíritu nacional  que dominaba al profeta. Se ha sugerido que el profeta sabía que el asirio sería usado por Jehová como instrumento para castigar a Israel y que él pensó que si perecía el pueblo de Israel podía  ser salvado. Y entonces, como Dios podía mostrar misericordia a Asiria, ésta entonces sería usada como vara sobre Israel, y por  esta razón fue desobediente a su comisión. Pero la profecía directa que muestra que el asirio sería una vara en mano de  Jehová para traer juicio sobre Israel fue dada a través de Isaías (cap.10), y esa revelación  aun no había sido dada, porque Jonás  vivió antes de ese profeta. Fue más bien el temor que Jonás tenía como judío que la conversión de los gentiles pudiese privar a su nación de la distinción de ser la nación elegida, a la cual Jehová se había revelado de forma exclusiva. Él por  tanto  fue a Jope donde compró un pasaje en un barco que iba a Tarsis, donde jamás llegó. Fue en Jope donde siglos después otro judío,  quien también celoso por  su nación, tuvo una visión que le hizo claro que el evangelio  sería predicado a los gentiles.

Ese judío fue Pedro (Hech.10) 
Vv. 4-17. Tan pronto como la nave hubo salido  se levantó una terrible tempestad. El peligro de naufragio era inminente. Los marineros paganos se aterrorizaron  y clamaron cada uno a sus dioses, ellos arrojaron la carga por la borda para alivianar el barco, para poder salvarse de la tormenta. No leemos nada acerca de Jonás invocando a su Dios. ¿Fue una mala conciencia la que lo guió a buscar dormir en el fondo de la barca? O ¿su acción fue producida por la calma de la  fe, al saberse él mismo  como estando en manos de Jehová? Quizás su acción muestra  más que indiferencia y una  asombrosa seguridad propia. 


El patrón de la nave lo despertó de su sueño, preguntándole porqué dormía y le demandó que  clamase a su Dios. Posteriormente fue arrojada la suerte y ésta cayó sobre Jonás. Él podría haber  confesado esto antes pero  esperó todo lo que podía.  Ante preguntas presentadas él respondió  rápidamente. Él confiesa que es hebreo, que teme a Jehová, el Dios del cielo, Creador del mar y la tierra. Su confesión los llenó de temor; ellos también sabían  que él había sido desobediente porque él les había también hablado acerca de  eso. Era una noble confesión que muestra que aunque huía de la presencia de Jehová, su corazón aun se aferraba a Él. Él respondió la pregunta, ¿qué te haremos, para que el mar se calme hacia nosotros?" pronunciando su propia sentencia. "Tomadme y arrojadme en el mar; y este se os aquietará; porque yo sé  que por mi  causa esta  tempestad ha venido  sobre vosotros." Nuevamente  debemos decir que estas son nobles palabras. Él esta preparado para sacrificarse a si mismo y confía en Jehová y su misericordia. Después los marineros  no tuvieron éxito para llevar la nave a tierra, y clamaron para que Dios  no pusiese sobre ellos  sangre inocente, y después arrojaron  a Jonás a un mar embravecido, y éste se calmó. Como resultado de ello los marineros paganos  temieron grandemente a Jehová, ofreciendo un sacrificio a Él y haciendo votos, mientras Jehová preparaba un gran pez para que se tragase a Jonás, en cuyo vientre Jonás  permanecería tres días y tres noches. Algunos  han declarado que  Dios creó un monstruo marino especial para este propósito, pero la palabra  hebrea no significa "crear", sino "señalar." Ciertamente que no fue una ballena, porque las ballenas rara vez se ven  en el mar Mediterráneo, tampoco puede una ballena  tragarse a un hombre  debido a  la estrechez de su garganta. Esta fue probablemente una  especie de monstruo marino frecuentemente encontrado en ese mar y conocido por el nombre científico de scualus carcharias,  que  fácilmente puede tragarse a un  hombre. Pero el milagro no fue que un pez  saliese  de las profundidades del mar  y se tragase al profeta, sino que Jonás fuese milagrosamente preservado en el mar.


LA APLICACIÓN  TIPICA

  • 1. Jonás es un tipo del Señor Jesucristo. Como ya se ha señalado en la introducción las palabras de nuestro Señor confirman esta aplicación. Como Él dijo cuando habló de Salomón "uno más grande que Salomón está aquí," del mismo modo también dijo "uno más grande que Jonás está aquí."

Señalaremos unas pocas de las aplicaciones y contrastes. Jonás fue enviado con un mensaje de juicio; el Hijo de Dios  vino con el mensaje de amor y salvación. "Porque Dios no envió a Su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo fuese salvo a través de Él" (Jn.3:17) 
Jonás fue desobediente, actuando en voluntad propia, huyendo de la presencia de Jehová.  El Hijo de Dios fue obediente; Él nunca hizo Su propia  voluntad sino la de Aquel que lo envió. Las palabras que  expresó no eran propias. "la palabra que habéis oído de mi, no es mía, sino de Aquel que me envió." Él siempre tuvo al Padre ante  si y estuvo ininterrumpidamente ante Su presencia. 


Jonás, indiferente y seguro de si mismo, estaba profundamente dormido en el barco mientras la tormenta ardía furiosamente y la nave estaba en peligro de hundirse. El Señor Jesús  dormía el la barca en el mar de Galilea, y aunque la nave se estaba llenando de agua Él estaba imperturbable, sabiendo estaba seguro. Él hizo lo que Jonás no hizo ni podía hacer. Él reprendió a los discípulos y reprendió al mar y las olas; y el mar se acalló enseguida. 


Jonás dio un testimonio fiel; pero cuanto mayor es Su testimonio. Él es llamado el "Testigo fiel" (Apoc.1) 
Jonás se sacrificó a si mismo en vista a salvar a aquellos que  estaban a punto de perecer. ¡Pero cuanto más grande es Su sacrificio! El destino de Jonás vino sobre él a causa de su pecado y desobediencia. El Señor Jesucristo no sufrió por pecados Suyos, porque Él era Santo, inmaculado. Él murió   exclusivamente  por otros  y murió por los impíos. ¿pero murió en realidad Jonás? ¿se cerró la muerte sobre él? ¿Fue su cuerpo milagrosamente preservado de manera que no vio corrupción? ¿fue su resurrección literal cuando su cuerpo fue vomitado? Jonás no murió físicamente. Pero  su experiencia tipifica la muerte y sepultación de Cristo, como también su resurrección física. ¿Cómo podría Jonás haber orado y clamado a Jehová del vientre del pez si su vida física  hubiese cesado? Este fue un milagro, sin embargo, a pesar todo Jonás fue mantenido vivo. 
Los tres días y noches  han turbado a muchos y buenos expositores. No pocos enseñan que en vista a realizar los tres días y noches durante los cuales nuestro Señor estuvo en el sepulcro, Él debiese  haber muerto el día miércoles o jueves. Los tres días y  noches deben interpretarse de acuerdo al uso hebreo. En  Lc. 24:21 leemos que los dos  que vieron al Señor resucitado  dijeron, "además de todo esto este es el tercer día de que estas cosas  han sido hechas."  Fue en el primer día de la semana. Contando hacia atrás, él sábado sería el segundo día y el viernes el primero, el día en que Cristo murió.

  • 2. Jonás es un tipo de la nación judía. En el ritual de la sinagoga judía el libro de Jonás es leído en el día de expiación. El escritor está en deuda a un anciano judío ortodoxo por la información de porqué esta historia es leída en su gran día de ayuno y oración. Él dijo, "somos Jonás." Como Jonás la nación ha sido llamada para dar testimonio a los gentiles. Y como Jonás no deseaba el pensamiento de que Jehová fuese a los gentiles, del mismo modo los judíos llenos con orgullo nacional de ser la nación elegida se opusieron a los propósitos de Dios. (Ver Hech. 13:6-12, 44-52; 14:19-20; 17:5-9; 18:12; 2tc.)

Desobedientes  como Jonás, la nación dejó la presencia de Jehová. Jonás compró un pasaje en un barco mercantil, y los judíos vinieron a ser comerciantes. Y como sucedió con Jonás, tormentas y desastres vinieron sobre la nación después de su gran acto de desobediencia, cuando ellos rechazaron a Cristo, y se opusieron a Sus propósitos. Como Jonás en medio de todas sus tribulaciones  ellos no negaron, ni niegan ahora,  su nacionalidad. Su fe en Dios; ellos también confiesan en algunos de sus ruegos, al menos los judíos ortodoxos, la razón por la  cual están en tribulaciones, porque  han pecado y se han alejado de Dios. 


Jonás fue arrojado por la borda al mar. El mar representa a las naciones; que es donde  han sido arrojados los judíos. Como resultado de esto los marineros paganos se  han  vuelto al Jehová y ofrecido sacrificios. En Rom. 11 leemos, "a través de su caída (los judíos) la salvación vino a los  gentiles para provocarles a celos."  El vientre del pez representa el sepulcro de los judíos entre las naciones. Ellos  han venido a ser  nacional y espiritualmente muertos.  Pero como el pez no devoró a Jonás, del mismo modo las naciones  no han podido devorar al judío.  Ellos permanecen sin asimilarse, justo como lo predijo Balaam, "esta nación morará sola y no será contada entre las naciones." La preservación nacional de Israel es uno de los grandes milagros de la historia, justo como la preservación de Jonás en el vientre del pez fue un milagro.


CAPITULO 2 
ORACIÓN DE JONÁSY SU LIBERTAD

  • 1. La oración (2:1-9)
  • 2. La libertad (2:10)

Vv. 1-9. Algunos  expositores  han llamado la atención al hecho que la oración no es presentada por  libertad, sino que es una acción de gracias por una liberación cumplida.  Pero esto es respondido por el primer  verso de este capitulo, donde se nos dice que él oró a Jehová su Dios en el vientre del  pez. Cuando él encontró que  había escapado de la muerte él anticipó y el poder de Dios  lo mantuvo vivo, él realizó  que  Jehová su Dios también lo libertaría; en fe  él alabó a Jehová por la libertad futura. Su ruego está compuesto  casi  completamente  de expresiones que se encuentran en los Salmos. Daremos las referencias.V.2 nos recuerda los  Salmos 18:6,7  y 120:1. La palabra "sheol", a las regiones desconocidas. Ver también  el Sal. 30:3.V.3 contiene la citación del Sal.42:7, "todas tus olas y ondas  han pasado sobre mi." En conexión con  el v.4 hay que considerar el Sal. 31:22. El v.5 se encuentra en el Sal.18:4, excepto las algas  que  rodearon su cabeza al descender al abismo; también Sal. 69:2. La acción de gracias en el v.6, "tú has sacado mi vida del pozo, oh Jehová, mi Dios" está íntimamente ligado al Sal. 30:5. La primera parte del  v.7 viene del Sal. 142:3 y 143:4. La segunda parte se encuentra en el Sal. 5:7 y 18:6. El v.8 nos recuerda el Sal. 31:6 y el v.9 debe conectarse  con el Sal.42:4. 


La última expresión antes de que  Jehová mandase al pez es una exclamación triunfante, "la salvación es de Jehová," una verdad que muchos predicadores en la cristiandad no conocen. 
V.10. El Dios de la creación manifestó su poder sobre Su creación por mandar al pez que soltase a su prisionero. El lugar en el cual el pez vomitó a Jonás no se menciona; probablemente este no estuvo lejos del puerto de Jope donde él se había embarcado.


LA APLICACIÓN TIPICA


•1.   En cuanto al Señor Jesucristo. Nuestro Señor fue a las garras de la muerte y sufrió la muerte de un pecador, el Sustituto por los pecadores. Muchos de los pasajes de los Salmos que Jonás encarnó en su ruego son predicciones proféticas de los sufrimientos de Cristo. Él  clamó a Dios por libertad y fue escuchado. (ver Hebreos 5:7). La respuesta fue Su resurrección. Sobre Su bendita cabeza pasaron las olas y ondas de un Dios santo, cuando como  el Sustituto él colgó sobre la cruz. Él sabía más que lo  que Jonás supo  acerca de lo que  esto significaba, "las aflicciones de la muerte  me han rodeado, y los diluvios de los impíos me han aterrorizado." El Sal. 69 es mesiánico y las palabras que usó Jonás, "Sálvame, oh Dios,
Porque las aguas han entrado hasta el alma.
69:2 Estoy hundido en cieno profundo, donde no puedo hacer pie;
He venido a abismos de aguas, y la corriente me ha anegado."  Esto nos habla de los profundos sufrimientos por los cuales  Él debió pasar. Mientras  la  cabeza de Jonás  fue herida con las algas de los abismos, nuestro Señor llevó la corona de  espinas, el emblema de la maldición, sobre Su bendita cabeza. 


Fue al tercer día que el pez vomitó a Jonás. El tercer  día es marcado en la palabra de Dios como el día de la resurrección. (Ver Gén.1:11-13; Oseas 6:1-3.) Al tercer día nuestro Señor dejó el sepulcro  detrás y se levantó de entre los muertos. Citamos un útil párrafo sobre la cuestión de los tres días y noches: 
"Del mismo modo nuestro Señor, aunque  por la forma contar judía de tres días y noches en el sepulcro, literalmente estuvo allí todo el sábado, con parte del viernes, y antes del amanecer del domingo. Porque siempre debemos recordar en estas cuestiones el método de contar judío. Parte de un día regularmente es contada por veinticuatro horas. La tarde y la mañana, o cualquier parte del  día, es contado como siendo todo el día. Pero el Señor, como sabemos, fue crucificado en la tarde del viernes; Su cuerpo estuvo todo el sábado en el sepulcro; y se levantó temprano en la mañana del domingo. Ese espacio de tiempo fue contado como tres  días y noches, de acuerdo a la forma de contar bíblica, que nadie que se incline ante las  Escrituras se atrevería a disputar. Se afirmó entre los judíos, quienes, fértiles como han sido en excusas  para la incredulidad, nunca, en lo que yo estoy consciente, tuvieron dificultades sobre este punto. La ignorancia de los gentiles  ha expuesto a algunos de ellos cuando son hostiles a dudar de la frase. Los judíos encontraron muchos tropiezos, pero este no fue uno de ellos; ellos pueden saber poco de lo que es infinitamente más importante; pero ellos conocen su propia Biblia demasiado bien para presentar una objeción que hablaría contra las  Escrituras hebreas tanto como  contra las griegas." (W. Kelly)

  • 2. En cuanto a la nación. La oración por libertad y la libertad de Jonás por medio del poder de Dios prefigura la futura experiencia del remanente de Israel. Vendrá el tiempo de la angustia de Jacob en los años finales de esta edad. Entonces una parte de la nación invocará a Jehová. Sus ruegos también han sido escritos anticipadamente en el libro de los Salmos, y cuando ellos finalmente reconozcan que "la salvación es de Jehová," y Él aparezca en Su gloria, para apartar de Jacob la impiedad, Dios los sacará de su muerte espiritual y nacional. él hablará al pez, las naciones, y ellos entregaran a los judíos. Después viene el tercer día de su restauración. (Ver Oseas 6:1-3)

CAPITULO 3 
LA PREDICACIÓN DE JONÁS EN NÍNIVE

  • 1. La comisión repetida y la obediencia de Jonás (3:1-4)
  • 2. El arrepentimiento y salvación de Nínive (3:4-10)

Vv.1-4. Y ahora después de la experiencia de muerte y vida de Jonás, la palabra de Dios vino a Jonás una segunda vez, diciéndole que se levantase y fuese a Nínive a predicar lo que  Jehová le había mandado. Jonás llegó a la ciudad de tres días de jornada, y avanzando un día de jornada expresó su mensaje, "De aquí a cuarenta días Nínive será destruida." Después tenemos la objeción de la alta critica en cuanto a esta declaración: "si estamos leyendo una descripción histórica esta estaría llena de dificultades. Un extraño profeta  anunció la inminente destrucción y pasó a través de la ciudad un día de  camino, y la gran población inmediatamente creyó y se arrepintió. El rey, que no es nombrado, escuchó, se vistió de cilicio, y se sentó en cenizas. Si esta fuese historia, Jonás hizo lo que ningún profeta, ni apóstol, lo que Cristo mismo no hizo. Nunca la predicación de un solo día llevó a una gran ciudad  al arrepentimiento. Pero  repetimos, esto no es historia; esta es historia con un significado, una alegoría; este es el gran anuncio de que Dios que se preocupa por el mundo pagano, y la llama al arrepentimiento, y que dondequiera que los  hombres se arrepienten, Su compasión está vuelta hacia ellos" (New Century Bible). Nos reservamos la respuesta a las supuestas dificultades en este relato histórico para el despliegue típico de este evento. 


Vv. 4-10. El pueblo de Nínive creyó en Dios. Las noticias de que un extraño profeta  había aparecido con un mensaje de condenación se había  extendido como fuego y cientos y cientos deben haberlo posteriormente esparcido  de modo que en un muy breve tiempo el mensaje alcanzó cada rincón de esa gran ciudad; esta noticia llegó al palacio del rey y a los prisioneros en las celdas. Que esta es una historia  real ha sido confirmada por la arqueología. Porque justo alrededor de ese tiempo Nínive estaba en gran turbación y haciendo frente a una crisis, lo que los hizo creer ardientemente en el mensaje y volverse a Dios. El rey se quitó las vestiduras reales y se humilló como lo hizo cada uno de sus súbditos. Él publicó una proclamación para abstenerse de alimento y bebida, en lo que  estaba incluida la creación muda. ¡Qué solemne tiempo tuvo esa gran ciudad, cuando cientos  y miles de personas se humillaron y cuando los animales domésticos y sus quejidos se escucharon a través de toda la  ciudad! El pueblo reconoció toda su maldad y se apartaron  de sus malos hechos, expresando su esperanza en la misericordia de Dios. "¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios, y se apartará del ardor de su ira, y no pereceremos?" Y Dios respondió y fue misericordioso  hacia ellos.


APLICACIÓN TIPICA

  • 1. En cuanto al Señor Jesús. Jonás quien tipifica en sus experiencias la muerte, sepultación y resurrección de nuestro Señor, predicó el mensaje como uno que había estado en un sepulcro y había salido a la vida de ese mismo lugar. En Lc. 11:29-30,32, nuestro Señor hace la aplicación: "Esta generación es mala; demanda señal, pero señal no le será dada, sino la señal de Jonás.
    11:30 Porque así como Jonás fue señal a los ninivitas, también lo será el Hijo del Hombre a esta generación.
    11:31 La reina del Sur se levantará en el juicio con los hombres de esta generación, y los condenará; porque ella vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí más que Salomón en este lugar.
    11:32 Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque a la predicación de Jonás se arrepintieron, y he aquí más que Jonás en este lugar." Cristo no fue predicado como Salvador al mundo gentil hasta que hubo muerto y resucitado. Los griegos que preguntaban por Él (Jn.12) no recibieron respuesta. Pero el Señor habló de Si mismo en ese tiempo como el grano de trigo que debía morir para llevar abundante fruto. Cristo murió por los pecados del Su pueblo Israel, "por esa nación," pero Él también murió como un miembro de esa nación, de la cual conforme a la carne Él vino, de manera a resucitar y venir a ser el Salvador de los gentiles. Cristo predicado como habiendo muerto por nuestros pecados, sepultado y resucitado al tercer día, es el verdadero evangelio y lleva consigo el poder de Dios en la salvación de los pecadores.
  • 2. En cuanto a la nación. El tercer día es el día de la resurrección espiritual y nacional de Israel. Cuando ese día llegue Israel se convertirá a Dios, conforme a los dones y llamamiento de Dios, una nación santa, con funciones sacerdotales, un reino de sacerdotes. Ellos entonces serán adecuados para mostrar al Señor y Su gloria, y llevar el mensaje, no de juicio, sino de vida y gloria, a las naciones del paganismo. La declaración en la New Century Bible citado arriba es completamente correcta en un particular_ que "Jonás hizo lo que ningún profeta, ni apóstol, lo que Cristo mismo nunca hizo"_ jamás la predicación de un día llevó a una gran ciudad al arrepentimiento. Y podemos añadir que ninguna predicación hoy, durante esta edad, nunca producirá tales resultados. El caso es único; que nunca volverá a ocurrir, que un hombre desobediente, que se volvió contra la comisión divina, que vino a ser un proscrito, fue milagrosamente preservado y libertado, llevó a la gran ciudad del mundo a Dios y al verdadero arrepentimiento. Pero si tomamos en consideración el hecho que esta verdadera historia es una profecía, todas estas dificultades inventadas por la alta crítica se desvanecen. Cuando la nación sea reinstalada en la tierra, y llena del Espíritu, cumplirá su llamamiento y llevará el mensaje a las naciones del mundo. Entonces Mt. 28:19 será cumplido. Entonces y no antes el mundo se convertirá, y todas las naciones serán unidas en el reino a Israel.

Y como para la arrepentida Nínive vino un día de gozo y alegría, y como la creación animal en esa ciudad dejó sus gemidos, así será en el día de gozo y alegría para este pobre  mundo, "en ese día" cuando aun la  creación que gime será libertada de sus  gemidos.


CAPITULO 4 
DESCONTENTO Y CORRECCIÓN DE JONÁS

  • 1. Descontento de Jonás (4:1-3)
  • 2. La corrección (4:4-11)

 

Vv.1-3. Todo lo que ocurrió desagradó a  Jonás en gran manera y se enojó mucho. ¿Sintió  él que había perdido su prestigio como profeta habiendo anunciado la destrucción de Nínive, cuando lo que  había anunciado no sucedió? Lo que él temía vino a ser  verdad; Dios fue misericordioso a esta gran ciudad y ellos  ahora estaban gozando lo que  él consideraba era la herencia exclusiva de Israel. En lugar de regocijarse en la gran exhibición de la misericordia de Dios  hacia tal  ciudad, él se enojó.  Como Elías, en la hora de desaliento pidió morir. "Ahora pues, oh Jehová, te ruego que me quites la vida; porque mejor me es la muerte que la vida." Lo que apesadumbró a Jonás fue el pensar solo en si mismo, y como otro ha dicho, "el horrible egoísmo de su corazón oculta de él la gracia de Dios, fiel en Su amor por sus desvalidas criaturas." 
Vv. 4-11. Jehová Dios  había sido misericordioso hacia Nínive  y es ahora misericordioso hacia Su enojado profeta. "Y Jehová le dijo: ¿Haces tú bien en enojarte tanto? " ¡Qué grande  es la paciencia y bondad de Jehová, aun hacia aquellos que fallan! Jonás deja enojado la ciudad  salvada, y encuentra al oriente de ella un lugar donde construye una enramada y se sienta allí para  ver  lo que  sucedería con la ciudad. Él evidentemente aun espera un acto de juicio. Entonces viene la lección. Jehová Dios que había preparado un pez para tragarse al desobediente profeta ahora  prepara una  calabacera, una planta muy común en Palestina. El Creador cuya creación  es sorprendente, manifestaba el poder del Creador al levantar esta planta, para alivio de Su siervo.  En una manera súbita. Y Jonás se alegró grandemente. Después Dios preparó un gusano que destruyó la  calabacera. Cuando llegó la mañana y el sol golpeó la  cabeza del profeta  éste desmayaba, y una vez  más  él deseaba morir. ¡Ay! Si el profeta  hubiese  estado en el justo lugar  ante Dios habría aceptado la calabacera  como evidencia  de Sus amorosos cuidados, y cuando el gusano destruyó la planta, de igual modo habría  reconocido a su Dios Creador y no habría murmurado. Él podría haber dicho con Job, "Jehová dio, y Jehová quitó; bendito sea el nombre de  Jehová." Jonás en su impaciente egoísmo encontró  falta en Dios. Esta  es aun la cosa común entre los cristianos profesantes. 
Y cuando Dios le preguntó, "¿Tanto te enojas por la calabacera?" La pobre y finita criatura  formada del polvo respondió al Creador, "Mucho me enojo, hasta la muerte" Entonces viene la lección. No Dios, Elohim, el nombre del Creador,  sino  Jehová, el Señor, es quien habla: "Y dijo Jehová: Tuviste tú lástima de la calabacera, en la cual no trabajaste, ni tú la hiciste crecer; que en espacio de una noche nació, y en espacio de otra noche pereció. 
4:11 ¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda, y muchos animales?"  Si Jonás sentía piedad y se enojaba a causa de una pequeña planta que él no había plantado ni hecho crecer, ¿Dios con mayor derecho no tendría misericordia de Sus criaturas, las cuales Él había creado y sustentado? Jonás es silenciado; él no podía responder. La última palabra pertenece a Jehová, quien de este modo demostró que en Su infinita compasión Él abarca no solo  a Israel, sino a toda Su creación, el mundo gentil y también a la creación animal.   
"Es muy tocante y hermoso el último  verso del libro, en el cual Dios despliega la fuerza y suprema necesidad de Su amor; que aunque las amenazas de Su justicia son escuchadas, y deben necesariamente ser  escuchadas y ejecutadas si el hombre continua en rebelión permanece en el reposo de esa perfecta bondad que nada puede alterar, y que coge la oportunidad para desplegarse  a si misma, dondequiera que el hombre le permite, por decir así, bendecirle_ el reposo de una afección a la que nada puede escapar, que observa todo, en vista a actuar de acuerdo a su propia imperturbable naturaleza_ el reposo de Dios mismo, esencial a Su perfección, sobre la cual depende  toda nuestra  bendición y toda nuestra paz" 

(Synopsis of the Bible, J.N.Darby)