El Misterio

En cuanto al Silencio

Que Fue Mantenido

  Descargar pdf

LA ARMONIA DE LA PALABRA DE DIOS

Tal vez hasta ahora nunca hemos pensado en aquello que hace la Palabra de Dios, una armonía total. No es la salvación de los elegidos; sino más bien, la manifestación de la gloria de Dios en Cristo. En 1836 J.N. Darby señalo esto:

Si algunos, uniendo todo a la salvación final de los elegidos, dicen, si esto no afecta a todo el resto es inmaterial y curioso, no conocen nada acerca de las dispensaciones; Yo respondo, que la salvación de los elegidos no es el gran final de ningún pensamiento Cristiano, sino la divina gloria; y que Dios ha sido complacido en glorificarse a Sí mismo y desplegar Su carácter en estas dispensaciones para la instrucción de la iglesia; y si la iglesia deja de lado esto, ella deja de lado la instrucción que Dios ha proporcionado de Sus caminos. Ellos se hacen a ellos mismos sabios sin Dios, y más sabios que El, porque Él ha visto adecuado a causa de Su gloria instruirnos en estas cosas.1

Es triste observar su estado de ánimo al leer comentarios por opositores de la verdad dispensacional en relación a lo que ellos aprendieron en la escuela dominical, pero que cuando ellos llegaron a la madurez lo desecharon. Otros tal vez pueden haber entrado a un seminario o a otra escuela donde (alguna) verdad dispensacional fue enseñada, pero sus maestros pretendidamente no pudieron responder todas sus preguntas; y dejaron la escuela para abrazar “la fe reformada”. Nos asombramos de quienes son la audiencia, y cuál es su calibre, de tales insultos contra aquellos que sostienen la verdad dispensacional.

 

  1. N. Darby, por ejemplo, creyó en la verdad dispensacional, no porque el fuera un ignorante de “la fe reformada”, o de la “teología de pacto”, o porque él aprendió esto en la escuela dominical.

---------------------

  1. Collected Writings 1:116.

El erudito W. Kelly dijo

(Carta data Feb. 22, 1901):

El difunto Mr. Darby fue altamente educado siendo un hombre extremadamente hábil, de raros logros en las más altas ramas del conocimiento, de preeminente poder lógico, de análisis moral y metafísico difícil de alcanzar, por no decir de sus habilidades lingüísticas antiguas y modernas…Pero aquello que caracterizó a nuestro honorable hermano como santo y siervo fue la profunda visión en la mente de Dios en la Escritura más que cualquier otro que Yo jamás haya conocido u oído en ninguno aproximarse desde los días apostólicos: tal fue su poder espiritual para traer a Cristo para decidir cuestiones grandes o pequeñas. 

En cualquier caso, la verdad dispensacional es opuesta a la teología de pacto, quien enseña que hay un pacto eterno de gracia (o, de redención) y cualquier otro pacto es el despliegue de la expresión de esto.

La iglesia es vista bajo el nuevo pacto de Jer 31. Así la escritura es unificada bajo la idea del pacto. El sistema, en efecto, por tanto, se centra sobre la salvación de los elegidos (así colocando al hombre como el centro de las actividades de Dios, y no de Su gloria en Cristo).

Esto, se piensa, es lo que une a todas las escrituras en un todo armonioso.

La acusación hecha en contra de la verdad dispensacional es que esta fragmenta el despliegue de la redención (a causa de la naturaleza de la distinción echa entre Israel y la Iglesia) y esto hace la Biblia un rompecabezas profético. Por el contrario, a pesar de los objetores míticos “pacto de gracia” siendo el despliegue de la verdad, verdad dispensacional muestra que aquella unidad en la escritura es desplegada de la naturaleza y gloria de Dios en Cristo, manifestada en dos esferas, la terrenal y la celestial. Esto es, la cruz siendo el fundamento moral de todo, donde la naturaleza de Dios fue vindicada para que la bendición pueda enriquecer al hombre, la gloria de Dios en Cristo sea manifestada en gobierno en la esfera terrenal, con Israel como su centro.

Ef. 1:9,10 nos enseña que el misterio de la voluntad de Dios es que en la dispensación de la plenitud de los tiempos (i.e., el milenio) Cristo encabezara ambas esferas la terrenal y celestial. 2 El unirá todas las cosas bajo un gobierno para la gloria de Dios.

 

---------------------

  1. No fue un secreto que Cristo sea cabeza de la esfera terrenal, como el Salmo 8 enseña. Pero la esfera celestial, con el lugar distintivo de la Iglesia, y Cristo señoreando universalmente, lo que no fue revelado en el AT. Por tanto, el señorío, como denota Ef 1:9-10, es un misterio, un secreto no hablado en el AT este es un secreto ahora abierto para los santos quienes son bendecidos con toda bendición espiritual en los cielos en Cristo (Ef 1:3), si, estando ahí, en Cristo Jesús (Ef 2:6). Así, el señorío de todo es llamado el “misterio de Su voluntad”

 

Su exaltación debe incluir el reconocimiento universal en el lugar donde Él se humillo a Si mismo hasta lo más bajo. Este es el orden divino (Mat 23:12; Fil 2:5-11)

Las profecías de los Asirios del AT representan la oposición de la bendición del pueblo terrenal de Dios en “lugares terrenales”, por así decir, y así la manifestación de la gloria de Dios en Cristo manifestada gubernamentalmente en la tierra. El poner de lado esta política opuesta, como encarnado en el Asirio (y en Gog comparte esto) con el resultante establecimiento de Sion y el Mesías reinando ante Sus ancianos en gloria (Is 24:23), es el consejo que es propuesto concerniente a toda la tierra (Is 14:26).

 

TEOLOGIA DE PACTO

El sistema de teología de pacto incorpora un modo de entender las profecías del AT que resultan en aquellos profetas hablando acerca de la iglesia. El proceso de la interpretación de la profecía del AT es usualmente llamado interpretación “espiritual”. Esto toma lugar en contraste con la interpretación “literal” –que indica un futuro para Israel bajo el reino de Cristo (el milenio), como los profetas del AT profetizaron que ocurriría. Interpretación espiritual transmuta lo que las profecías de AT han dicho acerca de las glorias futuras de Israel dentro de la iglesia bendecida ahora, un proceso que yo puedo referir como alquimia espiritual.

Interpretación “espiritual”, o “espiritualización”, no es espiritual en el sentido de 1 Cor 2:13. Más que esto, nunca puede ser el mejor termino para describir el proceso. ¿Pero cómo debe ser llamado el proceso? –“figurativa” interpretación? Aquello no ayuda, pero podría aumentar la confusión ya que, la interpretación literal reconoce figuras del habla y símbolos usados por los profetas del AT.3

Podemos considerar el caso de Himeneo y Fileto; [hombres] quienes se han extraviado de la verdad, diciendo que la resurrección había tomado ya lugar; y pervertían la fe de algunos (2 Tim 2:17, 18). Ellos evidentemente aplican una no literal vista de la resurrección. Tal vez ellos usaron la verdad como vemos en Ef 2 –siendo resucitados juntamente con Cristo.  ¿Cómo puedo llamar su vista? Ellos deben haber dado un significado figurativo a la resurrección, espiritualizando esto. Por supuesto, ellos no lo hicieron con respecto a un fundamento, o a una verdad fundamental. No podemos decir que la espiritualización de los profetas del AT, pervierten la fe, pero esto es muy serio, afectando la verdad que descansa sobre el fundamento. En cualquier caso, es instructivo que nosotros tengamos estos ejemplos de “espiritualización” de la verdad en la Palabra.

Aquellos de nosotros pueden examinar, que quienes espiritualizan a los profetas, no creen que el Cristiano está bajo la ley por justificación, pero hacen que el Cristiano este bajo la ley (moral) como la regla de vida.  Hasta el sábado que es el Sabado judío, usted entenderá porque ellos transmutan el sábado (día del Señor) para que sea el Sabbat–para ser consistente con guardar los diez mandamientos que se requieren para guardar el día de reposo.  

---------------------

  1. Ver capítulo 1 70 Semanas de Daniel y el Reavivamiento del Imperio Romano, disponible para la publicación, por una discusión de interpretación

No es solo este cambio de día una inaceptable alquimia en materias divinas, siendo dudoso que ellos guarden esto como un mandamiento de Moisés. Tal vista de la ley como siendo una transcripción de la mente de Dios y como la justicia de Cristo guardando la ley como la justicia que los cristianos son hechos (2 Cor 5:21). Por supuesto Cristo guardo la ley, pero el sistema rebaja Su caminar a aquello que es más bajo que lo que Dios es. Es rebajar la posición cristiana. De hecho, es Judaizar. El fin del “primer hombre” (1 Cor 15:47) no es justamente aprendido, ya que la ley se dirige al hombre, a las personas del favorecido pueblo, en su Adámica responsabilidad. No es sorprendente entonces que tal caso se considere al cristiano como un “verdadero judío”4 y como “el Israel de Dios” (Gal 6:16), que son, realmente, el remanente judío creyente en el tiempo presente (cf. Rom 11:5). Así ellos consideran la iglesia como una continuación de Israel, transmutando las promesas de Israel a bendiciones espirituales para la iglesia como el alegado “Israel espiritual”, (interesante, ellos dejan la maldición para el Israel natural). Todo esto rebaja al cristiano al nivel de un santo milenial (aunque los santos mileniales tienen un lugar más alto que los santos del AT).

 

La Iglesia No es una Edad

¿QUE ES LA EDAD PRESENTE?

Muchos, sino todos, excepto JND y aquellos que eran ayudados por él, ubican la iglesia en un esquema de edades, haciendo a la iglesia una edad distinta en medio de las edades de las cuales habla la escritura.

Que esto es verdad de muchos, sino de todos, lo es también del dispensacionalismo de las edades. Pero es bastante incorrecto, contradictorio con lo que la escritura dice acerca de “esta edad”, y resulta en la prohibición de aprehender y abrazar números de verdades que están realmente ligadas en la verdad dispensacional.

Las siguientes referencias concuerdan en el hecho que hay dos edades que nos conciernen considerando el lugar de la iglesia con respecto a las edades.

  1. Esta edad: Mat 12:32; 1 Cor 2:8; 2 Cor 4:4; Gal 1:4; Ef 1:21; 1 Tim 6:17; 2 Tim 4:10
  2. La consumación de la edad: Mat 13:39, 40, 49; 24:3;28:20.
  3. La edad venidera: Mat 12:32; Mar 10:30; Luc 18:30; Ef 1:21; Heb 6:5.

---------------------

  1. Un verdadero Judío es uno quien es uno quien es un Judío racialmente pero cuyo corazón es circuncidado también (Rom 2:28,29). Ambos Judíos creyentes y Gentiles creyentes respondieron al significado de la circuncisión (Fil 3:3), pero no hay transmutación de Gentiles creyentes a “verdaderos Judíos”.

 

En Mateo 12:32 el Señor habla de dos edades, esto es, esta edad y la edad venidera. Él estuvo presente en una de estas dos edades cuando El hablo estas palabras, Concerniente a “esta edad”, J.N. Darby destacó que esta fue una perfectamente bien conocida frase en medio de los Judíos a quienes le hablo de olam-hazeh, este mundo o edad, y el olam-havo, la edad venidera, el último siendo el tiempo del reino del Mesias.5

“Esta edad”, de la cual el Señor hablo, es la edad Mosaica, y esta será desplazada por la “edad venidera”, el milenio. “El tiempo de los gentiles” (Lucas 21:24) se refiere al periodo representado por la imagen de Dan 2. Este periodo siguió su curso durante el tiempo en el que el Señor estuvo aquí, y continua hasta que del Señor viene como la piedra que golpea. El tiempo de los Gentiles no es en sí misma una edad. Esta corre dentro de la edad Mosaica. El tiempo de los Gentiles ha sido llamado un paréntesis terrenal de juicio en Israel, mientras ellos son Lo-Ami (no mi pueblo; ver Cap. 8.3). Este es el tiempo durante el cual el gobierno ha pasado desde el trono de David a Nabucodonosor y el poder de los Gentiles. Así, el gobierno estará en las manos de los Gentiles hasta que la piedra que golpea (Cristo) destruye la imagen (Dan.2) a la aparición de Cristo en gloria.6 “Esta edad”, la edad Mosaica, tiene que ver con la tierra (como todas las edades lo hacen), no con los cielos, y corren hasta el establecimiento del reino milenario. La introducción del tiempo de los Gentiles no cambia la edad. Ni la muerte de Cristo cambia la edad, no lo hace la formación de la Iglesia cambia la edad. El rapto no cambia la edad tampoco; pero “la consumación de la edad” sigue después del rapto. ¿la consumación de que edad? ¿La edad de la Iglesia? No, la iglesia se habrá ido. Esta es la consumación de la edad Mosaica. La edad Mosaica no se ha completado aún. La iglesia no es una edad. Dios está ahora reuniendo un pueblo celestial, pero no hay un cambio de “esta edad” más que lo que lo hizo cuando hizo Su transferencia gubernamental del poder desde el trono de David hacia los Gentiles.

1 Cor 2:8 sr refiere a “el príncipe de esta edad”. La introducción del tiempo de los Gentiles no termina la edad Mosaica (“esta edad”) pero el gobierno conectado con el trono de David pasa a las manos de “el príncipe de esta edad”. 1 Cor 2:8 está hablando de la edad Mosaica, que está corriendo en el presente.

Con el rechazo de Cristo (el verdadero Dios), Satanás es reconocido como el dios de este mundo(edad) en 2 Cor 4:4. Satanás es llamado el dios de “esta edad”. Esta no es “la edad de gracia”. Tristemente, Demas amo la presente edad (2 Tim 4:20; Tito 2:12 y pie de notas de J.N. Darby también), caracterizando no de manera sorpresiva, como el presente mundo malo (edad) en Gal 1:4. Aquellos “ricos en la presente edad” son mandados a no ser altivos (1 Tim 6:17).

 

 

 

---------------------

  1. Collected Writings 10:360; ver también 24:12, 19, 45, 78; 25:244; 8:13, 14,22; 13:155, 156.
  2. Estas cosas son representadas en la tabla en p.49

 

 

Decir que el hombre está bajo “la” ley (aunque no es preciso que los Gentiles nunca estuvieron bajo la ley Mosaica), pero ahora él está bajo la gracia, es incorrecto. El primer hombre estaba bajo prueba por la ley en las personas de los Judíos. La idea que esta es ahora una edad de gracia y que el hombre está siendo probado con respecto a la gracia es falso. La prueba del primer hombre termina en la cruz y aquella prueba no está procediendo ahora. Mientras que “esta edad” (la edad Mosaica) corre, Dios está formando una compañía celestial ahora. Y cuando aquella formación finalice (con el rapto), la era de “la consumación de la edad Mosaica” llegará, y así será seguida por la “edad venidera”, el milenio.

Cuando la prueba del primer hombre fue completada por la crucifixión de Cristo, el Segundo Hombre fue establecido en resurrección. Aunque en Su propia Persona, cuando estuvo aquí, Cristo era “el Segundo Hombre” y el “último Adam” (1 Cor 15:45-47), El entro en el lugar, la esfera de estos títulos, en resurrección y ahora funciona como tal en la gloria de arriba. Nada de esto cambia la edad:

               …[en] quien opero en Cristo [en] resucitándole de [la] muerte, y sentándole a su diestra en lugares celestiales, sobre todo principado, y autoridad, y poder, y dominio, y cada nombre llamado, no solo en esta edad, sino también en aquel venidero… (Ef 1:20,21).

 

Él ha tomado su lugar durante el curso de “esta edad”, la edad Mosaica, la edad de la ley, la misma edad que El habla en Mat 12:32. La introducción de varios rasgos y características durante la edad de la ley no cambian la edad, J.N. Darby a menudo señalo ese importante echo:

La edad, o esta edad, se relaciona muy claramente, en los pasajes que así hablan de esto, en un estado terrenal de cosas {siendo} una cerrando, y otra comenzando. La Cristiandad puede encontrarse en esta época en la prolongación de esta edad {de la ley}; pero no es por esta que {la iglesia} comienza, ni termina, como un precisa fecha de tiempo…

El señalo esto en 1844 en su refutación magisterial del futurismo postribulacional de B.W. Newton. Cuidadosamente toma nota el hecho que “el fin de esta edad”, ocurre después del rapto. ¿Entonces de que edad es “el final de la edad”? La iglesia se habrá ido y así la supuesta “edad de la iglesia” terminará. Pero el postribulacionista B.W. Newton, quería que “el fin de la edad” siendo parte de la alegada edad Cristiana en orden de tener a la iglesia en una edad Cristiana que corre en el tiempo cuando Cristo introduce la nueva edad, “la edad venidera”, el milenio, en conexión con Su aparecimiento en gloria.  Es decir, ha sido un esfuerzo tomar a la gran tribulación para que sea parte de toda la alegada edad de la iglesia. Aquí, entonces, es que es lo que debe decidir si tu sostienes la enseñanza pretribulacional: ¿En qué edad termina “el fin de la edad”? 

 

---------------------

  1. Collected Writings 8:14

La verdad es que esto no es el fin de lo que personas (erróneamente) llaman “la edad de la iglesia”. Si tu inventas una nueva mini-edad para esta época, entonces tienes que insertar otra dispensación en el mismo esquema de la edad. O bien, se podría ver justamente que “el fin de la edad” termina con la edad Mosaica llamada, “esta edad”.

Y entonces se ve que la iglesia no es -una edad y que algo está errado con el ismo de las edades. Se puede obtener abundante luz sobre el sujeto del carácter celestial de la iglesia. Se puede aprender que significa que la prueba del primer hombre fue completada en la cruz y que el hombre no está nuevamente bajo prueba, etc., etc. no es suficiente decir que la iglesia es celestial pero que nosotros estamos en la edad de la iglesia. No es ni siquiera suficientemente justo decir, como J.B. Williams, que “Una dispensación no es un periodo de tiempo” y entonces hacer a la iglesia una edad en el esquema de las edades de todas maneras.8 Aquello puedo ser prevenido si es justamente entendido. Todo esquema ‘dispensacional’ que hace a la iglesia parte de las edades yo le llamo la dispensacionalismo de las edades. El principio, del presente sistema es Scofiliano Dispensacional de las edades. Déjeme agregar que no intento hostilizar por el uso de tal descripción –necesaria para distinguir este sistema bastante diferente de la verdad dispensacional enseñada por J.N. Darby.

La iglesia está sobre y fuera de las edades. Así, se encontrará que esta no es una edad (aion) de gracia. J.N. Darby señalo que:

La Cristiandad no es propiamente una edad para nada. “esta edad” pertenece a este mundo, no a la iglesia.9

  1. Kelly señala:

Por lo tanto, para nosotros es “esté presente siglo malo”, del cual la muerte de Cristo nos ha librado (Gal 1:4); la nueva edad {el milenio} será el bueno, no el malo, como seguramente será en el tiempo futuro.10

Librar: activamente arrancar

F.W. Grant señalo:

El tiempo del despliegue de los propósitos celestiales de Dios no es reconocido en medio de las edades del mundo.11

El Tesoro de la Biblia contiene una nota que apunta a que:

En el presente, todo es un suspenso respecto de las edades: nosotros somos celestiales.12

La última cita no está bien expresada. La edad Mosaica está corriendo aún.  En cualquier caso, vea la ilustración de estas cosas en el cuadro en p.49.

---------------------

  1. Dispensaciones Bíblicas, Collingswood: La Biblia para Hoy, pp. 7, 8, 10, etc. este escritor tiene la siguiente novedad: “La Dispensación de la Ley Mosaica” “Terminando con la Cruz” {no termino, por supuesto} y “La Dispensación del Primer Advenimiento,” que el invento, Terminando con la Ascensión de Cristo,” p. 14. El las ajusta así para tener siete, no necesitamos detenernos en esto.
  2. Collected Writings 8:14. Ver también Cartas de J. N. Darby 1:131, 132.
  3. Isaías, en notas de cap. 13.
  4. Help and Food 4:320. Ver su Biblia Numérica en Mat. 24: “ciertamente no interponiendo una era Cristiana o Gentil entre el presente {en la cual los discípulos hacen sus preguntas} y Su venida y establecimiento del Reino, más bien lo convierte en una prolongación de la “edad” judía misma.”
  5. The Bible Treasury 9:272  

No soy consciente de que Walter Scott, quien C.I Scofield da tributo en su Biblia de Referencia Scofield,13 sostuviera lo anterior. Su Biblia de mano (vol.1) no muestra tal compresión. Más allá de esto, este libro, El Curso del Tiempo: un Bosquejo de la Historia de la Biblia y Eventos, no solo no indica esto sino más bien es un esquema introductorio que sugiere siete divisiones antes del estado eterno, refiriéndose a ellas como edades, incluyendo “la edad de gracia del mundo”. que Dios ahora este mostrando gracia a los pecadores no está en disputa, ni es un problema aquí. No es la intención hacer que un hombre sea ofendido por una palabra, pero como JND algunas veces dijo, yo no estoy discutiendo el lenguaje, sino pensamientos, y el pensamiento siendo notado aquel es aquel de “esta edad”.  Finalmente, Walter Scott por un lado, Pensamientos Que Deben Brevemente Ocurrir, tiene una sección titulada “Las edades; o, desde la Eternidad hasta la Eternidad”, en el cual en la línea 11 épocas o eras más la eternidad como el ítem 12 (como si apuntara a 12 cosas).14

Nosotros estamos en una esfera que esta fuera y sobre las edades. Nosotros estamos sentados en lugares celestiales en Cristo Jesús (Ef 2:6) donde están nuestras bendiciones (Ef. 1:3), como también nuestra guerra (Ef 6:12) y donde es nuestra, o mancomunidad, (Fil 3:20).

---------------------

  1. Ver también J. N. Darby 's Enseñanza acerca de las Dispensaciones, Edades, Administraciones y los dos Paréntesis, p. 97. Walter Scott respalda a C.E. Stuart en su enseñanza que Cristo, en su estado incorpóreo, llevo Su sangre al cielo e hizo propiciación allí. W. Scott fue más allá. Aquí es que W. Kelly dice respecto a W. Scott en 1890:

Pero Yo afirmo que el autor ha abandonado la verdad de la Propiciación de Dios en un camino que el más simple creyente de la menos iluminada secta, si ortodoxo, podría denunciar como una falsedad y mal… no es meramente (como en 1886) una fábula suplantando la verdad; esto es más que entonces una abierta contradicción del más esencial elemento de la propiciación como revelado en todas las escrituras de Dios, aunque presumiblemente el ultimo error fluye del primero. Porque si propiciación es solo en el cielo después de la muerte, no debe haber en esto abandono de Dios, ni sufrimientos de Cristo. Ambos errores hacen naufragar la fe; pero la forma es el parentesco de lo último, y necesariamente envuelve esto (Bible Treasury 16:60, 61).

  1. Kelly se refiere a esta enseñanza como “heterodoxia”. Concerniente a las enseñanzas de C.E.S, se refirió a esta como levadura (Bible Treasury 16:207) y “error fundamental” (ibid.,p.190). En “La Doctrina Extraña”, en Propiciación, W. Kelly señalo que varios en comunión con el fueron puesto fuera cuando se descubrió que sostenían la doctrina de la propiciación echa en el cielo por C.E.S. El escribió:

Ninguna persona conocida que sosteniendo esto ha sido, o debiera ser tolerada en comunión.

Walter Scott fue con los Hermanos Abiertos en 1907 y murió en 1933. Ofreció tres explicaciones para las palabras de nuestro Señor en Juan 20:17, “No me toques; porque aún no subo a mi Padre”, La referencia de la biblia de Scofield dice:

Jesús hablo a Maria como el Sumo Sacerdote cumpliendo el día de expiación (Lev. 16). Habiendo cumplido el sacrificio, Él fue en Su camino para presentar la sagrada sangre en el cielo. Y que entre la reunión con Maria en el jardín y la reunión de Mt. 28:9, Él ha así ascendido y retornado; una vista en armonía con los tipos. Hubo solo una entrada de Cristo, cuando resucito, en los cielos (Heb 9:12; ver W. Kelly en hebreos, en el sitio). Esta vista no está en armonía con el hecho que el velo fue rasgado mientras Cristo estuvo en la cruz. En Lev. 16 la sangre era llevada dentro del lugar santísimo cuando el velo no era rasgado.

  1. Página 204-210, Londres: Pickering and Inglis, Cuarta ed., n.d.

 

Nosotros estamos en unión con el Cabeza en los cielos, por el poder del Santo Espíritu enviado abajo en Pentecostés, constituyéndonos tal

como el Celestial (1 Cor. 15:48). Mientras tanto, la edad presente, i. La edad Mosaica, el milenio. La idea que la iglesia es una edad en medio de las edades muere firmemente. Pero esta es una bendita muerte porque estas abren el camino para el gran despliegue de los propósitos, caminos y gloria de Dios. El hecho es que el esquema de las edades refleja el esquema que viene de la teología de pacto, como también veremos cuando consideremos el pactismo de Isaac Watts. J.N. Darby no sistematizo una forma de alegado dispensacionalismo que procedía de Él. Él se libera completamente del pactismo. La grafica en p.49 ilustra Si enseñanza en la verdad dispensacional. No es negar que hay edades distinguibles en la Escritura.  La Escritura usa edad y edades. Este no es el problema. El lector debe tener en ente que las Escrituras no indican que la ley muere. Este dice, más bien, que el Cristiano ha muerto con Cristo- y la ley de Moisés no se aplica a uno que ha muerto (Rom 6:7,8). La posición Cristiana está en el otro lado de la muerte (Ef 2:5,6; etc.). Posicionalmente, él no es parte de “esta edad”. Posicionalmente él es establecido en los cielos, en Cristo Jesús (Ef 2:6), y mientras él es un embajador de Cristo, el Único Quien está aquí sentado

¿QUE ACERCA DE HEB 9:26 Y 1 COR 10:11?

Pero ahora una vez en la consumación de las edades ha sido manifestado para [quitar] el pecado por su sacrificio (Heb 9:26).

Vimos que la edad milenial es “la edad venidera”. Por lo tanto, este texto no nos dice que cuando el Señor murió no habría más edades. Ni tampoco enseña que la edad Mosaica termina. Heb 9:26 tiene una fuerza moral concerniente al término de la prueba del primer hombre, hombre posicionalmente en el primer Adán.

¿Porque Él dice esto cuando el fin aún no ha llegado? Esto es porque la brecha es total en la cruz entre Dios y el mundo; en cuanto a la historia completa de la prueba del hombre ha llegado el fin; esto fue el final delante de Dios cuando una vez el hombre ha rechazado al propio Hijo de Dios.15

 

---------------------

  1. Collected Writings of J. N. Darby 32:365. Ver también 10:275; 29:194; 33:340.

 

El último Adán y el segundo hombre desplazo la primera consecuencia sobre el término de la prueba del primero. El mundo no está ahora bajo prueba. La historia moral se cerró, finalizo. Esta es la verdad fundamental de “la verdad dispensacional”. Podemos ahora mirar en 1 Cor 10:11

 

Ahora todas estas cosas sucedieron a ellos como tipos, y habiéndolas escrito para nuestra admonición, sobre quienes el fin de las edades han venido.

Estos textos nos enseñan que aquí hay una intención divina que las edades son instructivas para nosotros ya que estas son las edades que muestran que es el hombre; que es la carne, mientras el hombre caído está bajo prueba. La prueba muestra al hombre que no tiene fuerza (Romanos) y está muerto en delitos y pecados (Efesios). J.N. Darby escribió:

 

La expresión, “el fin de las edades”, que encontramos en 1 corintios 10:11, es más bien extraña; pero se preserva el sentido del griego, no podemos decir, “los últimos tiempos”, tampoco “el fin de las edades”, menos aún “el fin del mundo”. El fin de las edades no ha venido aun; sino que todas las diferentes dispensaciones por medio de lo cual Dios se ha puesto a Si mismo en relación con el hombre, hasta aquí como estando conectados con la responsabilidad del hombre, han venido a un punto, y han sido traídos al fin en la muerte del Señor Jesús. Después que- grande como había sido Su larga paciencia - Dios estableció una nueva creación.  Por lo tanto, hemos usado la traducción literal, “el final de las edades”.16

La cruz marca el fin de la prueba del primer hombre y el establecimiento del Segundo Hombre, con la introducción de la nueva creación. La nueva creación comienza al momento de la resurrección de la muerte. Él es “el comienzo de la creación de Dios” (Apoc 3:14), esto es, la nueva creación de lo que el N.T habla. Es malo que los Cristianos sean enseñados que la prueba del hombre ha continuado después de la cruz. Esto necesariamente está relacionado con una serie de errores. Llamo la atención a los lectores en esto como un defecto muy serio en comprensión de lo que Dios está haciendo para Su gloria en Cristo.

¿PERO NO HABLA HEBREOS 1:2 DE LA EDAD DE LA IGLESIA?

Dios habiendo hablado en muchas partes y en muchas maneras a través de los padres en los profetas, en el fin de estos días nos ha hablado en [la persona del] Hijo…

“El fin de estos días” se refiere al tiempo del fin de “esta edad”, i.e., el término de la edad Mosaica, la edad de la ley. En un pie de nota esta expresión en su traducción, J.N. Darby dirige la atención a la expresión en Isa 2:2: Y esto acontecerá al final de los días, [que] el monte de la casa de Jehová será establecida en la altura de las montañas, y será alto sobre todo monte; y todas las naciones correrán hacia ella.

 

---------------------

  1. Collected Writings of J. N. Darby 13:199

 

Se puede ver que puede ser un error suponer que Heb 1:2 indica que la edad mosaica no está continuando ahora. ¿Cómo es eso? Porque, siendo así contradictorio con Isa 2:2 que muestra que la restauración de Israel está conectada con el final de los días, justamente comprendido por los Judíos significando el cierre de la edad Mosaica de la ley – que será reemplazada por la edad Mesiánica, el reino de Cristo, esto es, el milenio. Así, la escritura profética del A.T muestra que la edad de la ley continua hasta “esta edad” que es desplazada por “la edad venidera”. En un pie de nota la expresión en Isa 2:2, la traducción J.N. Darby dice: Ver Heb 1:2. La expresión hebrea implica el fin del periodo de la ley, cuando el Mesías debía ser introducido. Esta introduce los días del Mesías. Esto ocurre en Gen 49:1; Deut. 4:30; 31:29; Jer. 23:20; 30:24; 49:39; Ez. 38:16; Dan 2:28; 10:14; Os. 3:5; Miq. 4:1.

Dios ha enviado a muchos (Mat 21:33-37; Mar 12:1-6; Lucas 20:9-13) y finalmente el Mesías vendría. Juan el bautista, y El mismo, proclamaron el Reino como estando a la mano. Esto fue ofrecido en la Persona del Manso y Humilde. Él no fue querido bajo esa base. La mente humana tendría un rey en sus propios términos carnales (Juan 6). La oferta del reino estuvo, entonces, destinándolo con la aceptación de Sí mismo en tal camino que sacaría a relucir el estado moral del pueblo. En el acto de la crucifixión se expone la ruina total del “primer hombre”, Él fue crucificado.

El reino ha sido presentado a la responsabilidad, que fue rechazado por el rechazo de Él. Este será traído por la soberana gracia actuando en la Persona del “segundo hombre”. Por lo tanto, nada de esto cambio la edad. El reino fue “pospuesto” y “el final de estos días” (Heb 1:2) simplemente corre esperando el tiempo para el pleno cumplimiento de Isa 2:2, etc. en conexión con “el fin de los días”, Dios mientras tanto forma una compañía celestial. Cuando esto sea completado, “el fin de la edad Mosaica” ocurrirá y entonces Dios desplazara esta con “la edad venidera”, y establecerá Su Rey sobre el Santo monte de Sion.

Si el lector se deshace de la idea que la iglesia es la introducción de la nueva edad en medio de las edades, estas cosas se vuelven más claras.

UNA DISPENSACIÓN NO ES UNA EDAD

Tampoco J. N. Darby o W. Kelly considero “Inocencia” y “Conciencia” como dispensaciones, aunque cuando hablaron convencionalmente ellos llamaron estas cosas dispensaciones las cuales ellos no hicieron cuando fueron más exactos. No soy consiente si siempre usaron la palabra dispensación para “Inocencia”. En cuanto a cuando las dispensaciones comenzaron, J. N. Darby escribió, concerniente a Noé: Aquí las dispensaciones, propiamente hablando, comenzaron. La Primera, Noé…17

El escribió esto en 1836. Llamo especialmente la atención a la fecha para mostrar cuan tempranamente el entendió esto. W. Kelly agrega (ver esta discusión en el sitio): es un error incluir al mundo antes del evento del diluvio en el tiempo de las dispensaciones. Estas no fueron dispensaciones, propiamente así llamadas antes de esto. 18

 

---------------------

  1. “La Apostasía Sucesiva de las Dispensaciones,” Collected Writings 1:125 (1836).
  2. Lecturas Introductorias del Estudio del Pentateuco, London: Broom, p. 46 (1871).

Parece extraño hablar de una edad de inocencia. ¿No fue una cuestión de días, al menos, antes de que el hombre cayera? ¿Es que eso fue una edad? —para no hablar de una dispensación. Los escritores citados anteriormente, por supuesto, creyeron que el hombre estuvo bajo prueba. Pero una edad siendo discernible entre Adam y Noé, en quien el hombre fue dejado a sí mismo, a su conciencia, si así se quiere, no constituye esto una dispensación, propiamente hablando, aunque a menudo podemos, convencionalmente hablar, refiriéndonos a la dispensación de la conciencia. Pero, después de todo, Dios no dispenso inocencia ni dispenso conciencia.

¿Qué dispensación o edad había allí {en Edén}? ¿Y que siguió después de esto? No fue una larga prueba en el Paraíso, porque el hombre fue echado. ¿Porque prueba formal fue el probado fuera? Por ninguna. El hombre, la raza, vino simplemente a ser un vagabundo moralmente –nada sino-desde aquel día hasta el diluvio. Nada sino lo que Dios obro en Su gracia con individuos… Pero esto es evidente que dispensación, en el verdadero sentido de la palabra, nunca lo fue.19

Aquello indica que podían haber rechazado la definición de C.I. Scofield de una dispensación, que comienza, “Una dispensación es un periodo de tiempo durante el cual…” Una dispensación no es un periodo de tiempo. Por supuesto, este tiene periodos de tiempo que los Cristianos comúnmente llaman dispensaciones que la Escritura designa más bien como edades (aion).20

No se propone hacer a un hombre un ofensor por una palabra. Y, a menudo se usa la palabra convencionalmente para una edad, como lo hizo J.N. Darby en el siguiente para donde “llamamiento” pudo haber sido mejorado. Pero deseamos cuidadosamente buscar entender esto porque:

La vida y la energía espiritual de un santo depende de su fe en aquello que es propio de Su dispensación.21

LA PALABRA DISPENSACIÓN

Concerniente al significado de oikonomia, otro comento:

Hablemos ahora del término “la dispensación o economía” en lo que algunos encuentran dificultad. La palabra es simplemente suficiente, y significa, en el original, la administración de una casa; por extensión, esta designa el entero orden de cualquier cosa arreglada por Dios, como cuando decimos “economía animal”, “economía vegetal”. Las dos palabras que la componen son oikos casa, y nemo distribuir, alimentar, etc; y así, en una casa, hay un ecónomos (mayordomo) y una economía, la administración de la casa.  Así, cuando Dios ha establecido un cierto orden de cosas en la tierra, uno suele llamarlo, con precisión me parece a mí, una economía. En Ef 1 el Espíritu Mismo hace uso de esta palabra; en general, el uso de esta palabra en la escritura está más cercanamente conectada con su sentido original, y contiene más la idea de una activa administración. La palabra dispensación es a menudo usada en este sentido, y tiene el mismo sentido etimológico significando; Dios dispensando Sus dones. 22

---------------------

  1. Ibid., p. 47.
  2. Ver Collected Writings 13:154,155.
  3. El Prospecto 2:89 (1850).
  4. The Present Testimony 4:68 (1853). El lector puede esperar ver bajo Dispensación…en el índice de la Collected Writings of J. N. Darby para más de esto.

 

Edward Dennet escribió:

La palabra delante de nosotros, οἰκονομία –(Ef 3:2), y traducida “dispensación” aquí-es una palabra compuesta que une dos, que significa respectivamente “casa” y “ley”; siendo así dada exactamente la contraparte en Ingles, esto puede entenderse así—“casa de la ley”; y este es el obvio y primario significado que debe tener—la ley, gobierno, regulaciones o administración, de una casa. La palabra misma es bastante familiar para nuestra habla y oído Ingles, en una anglicana forma –“economía”. Este término (correctamente usado para tal frase como “economía política”), en un uso común es principalmente tomado en el sentido de cuidados en los gastos, o en la dispensación de recursos o de partes; una porción indudablemente, aunque lejos de ser todo, que pertenece a la apropiada norma de la casa.

En la Escritura tenemos esto traducido “administración”, en Lucas 16:2-4; la palabra a fin, οἰκονομία (Literalmente, un economista), siendo traducida “mayordomo” en Lucas 12:42; 16:1, 3, 8; 1 Cor. 4:1, 2; Tito 1:7;1 Pedro 4:10; “gobernadores” en Gal 4:2, y “chambelán” * en Rom 16:23—mientras que en 1 Cor 9:17, Ef 1:10, y Col 1:25 tenemos esto, como en el capítulo bajo revisión, “dispensación”.

* Noble de la antigua corte real que se encargaba de acompañar y servir al rey.

 

Como empleado en estos pasajes, y en la frase “verdad dispensacional”, esto muestra el mundo como siendo una gran casa o administrador, en donde Dios dispensa, o administra, de acuerdo a la regla de Su propio establecimiento, y en aquel orden Él ha de tiempo en tiempo introducido ciertos cambios, la comprensión de aquello que es consecuentemente necesario, tanto para la interpretación inteligente de su palabra como para la acción inteligente bajo El.

Si suponemos una serie de hogares en una ciudad, conducidas por diferentes principios-en uno, la casa de un hombre piadoso, de un orden y hábitos regulares, quienes gobiernan su casa en el temor de Dios, ordenando todo bajo Su ojo y para El; el otro, un impío, hombre disipador, en donde todo es confusión; y entonces imagine una {sirviente} domestica pasar de la última forma a la anterior, y proceder a regular su conducta en su nuevo lugar por el orden o desorden con quien ella estaba familiarizado en lo anterior, uno puede discernir inmediatamente que fuente de confusión ella podría ser en aquella familia. Para que ella fuera una fiel y útil sirvienta en el hogar piadoso, ella debe primero familiarizarse con el orden o “economía”, y entonces conformarse a aquello. 

A pesar de que hay ciertos deberes generales que pueden pertenecer por igual a todos los hogares, los puntos de detalle, incluso en el buen orden de las familias, no necesariamente variaran con la variedad de circunstancias, posición en la vida, ocupación, etc, de lo íntimo; así que, la “economía doméstica”, siendo diferente–como las horas de comida y similares—un sirviente tiene siempre que cambiar o modificar su acción en cada caso requerido. Incluso un cambio en las circunstancias de la misma casa puede necesitar algunos cambios en sus reglas, y demandas correspondientes al cambio en la conducta de sus sirvientes.

Ahora bien, es igual de simple y claro, que si Dios, de tiempo en tiempo, ha introducido cambios en el orden de Sus tratos con el mundo, y dispensado sus asuntos, la naturaleza de estos cambios deben ser estudiados, entendidos, y actuar en Sus sirvientes, si ellos desean ser servidores útiles, y cooperar inteligentemente en Sus planes.  Para importar dentro de una dispensación las direcciones o conductas prescritas para otra debe implicar confusión y desorden, ya sea en la interpretación de las Escrituras relacionadas a ellas, o en la regulación de las acciones, individual o corporativa, bajo ellas. Por eso la necesidad de lo que el apóstol (2 Tim 2:15) llama “correctamente dividiendo la palabra de verdad,” la negligencia de aquello siempre ha sido y siempre debe ser el recurso de inalterable confusión; en resumen, de la mayor de las confusiones que vemos alrededor.23

  1. Kelly comento:

Como el verso {Ef 1:10} contiene muchas palabras y cláusulas que no son generalmente comprendidas, esto puede ser añadido en esta nota que la palabra “dispensación” (oikonomia)no hace referencia a un periodo particular o edad (que es en el Nuevo Testamento expresado por (αἰών=aión)). Esto significa “mayordomía”, o más bien “administración”, la forma particular aquí significa ser la suma, o encabezar (ἀνακεφαλαίομαι= anakefalaíomai) sobre todas las cosas, celestiales y terrenales, bajo Cristo.

 

Esta voluntad será en la edad venidera, cuando Cristo sea desplegado como Cabeza sobre todas las cosas, y los santos glorificados reinaran con El. No es ni esta edad, durante el cual Satán tiene permitido reinar como el dios de este mundo, el príncipe del poder del aire; ni es este el estado eterno, cuando todo gobierno termine, y Cristo haya dado el Reino, para que Dios pueda ser todo y en todos. Esta es la intervención milenaria. Esta será la plenitud de los tiempos, previos periodos han sido la necesaria preparación para esto. Mientras tanto, redención a través de la sangre de Cristo habiendo sido efectuada, el Santo Espíritu sella al creyente, y es la prenda de la herencia.24

EL Apóstol Pablo dijo:

 …la dispensación de Dios que [es] me ha sido concedida para completar la Palabra de Dios, el misterio (Col 1:25).

La palabra dispensación no quiere decir edad aquí. Esta fue una responsabilidad dispensada a Pablo. Usando Col 1:25 y Ef 3:9 en un esfuerzo para hacer la iglesia una edad es completamente incorrecto. El lector debe consultar el libro, J.N. Darby Enseñaza Respecto de las Dispensaciones, Edades, Administraciones y los Dos Paréntesis, pp. 9-14, para completar la discusión concerniente a que es una dispensación25

¿ES LA IGLESIA UNA INTERCALACION?

Esta es la vista Scofielanista de la dispensación de las edades quien ve “la edad de la iglesia” como una “intercalación”, una edad intercalada en la edad Mosaica, terminando con el rapto—así teniendo las 70 semanas de Daniel como parte de “la edad presente”. ¡Pero esta necesariamente implica el restablecimiento del sacerdocio y sacrificios como sancionados por Dios! La noción de “intercalación” es plenamente examinado en la Parte 3, donde así el sujeto del fin de la prueba del primer hombre, en la cruz, será considerado en mayor detalle.

 

---------------------

  1. The Christian Friend, pp. 67-69, 1876.
    24. W. Kelly, Lecturas de la Epistola de Pablo, El Apóstol, A Los Efesios,
    London: Morrish, p. 27, note, n.d.
    25. Ver tambien El Misterio (Efesios 3); y, El Misterio y los Pactos, disponible en la publicación. Estas dos cartas son de E. Dennett
    y W. Kelly respectivamente.