Pin It

FILOSOFIA MODERNA

 

"Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad." (Col.2:8-10)

En el pasaje anterior ocurre la única mención que las Escrituras  hacen de la filosofía. Nada es más altamente estimado entre los hombres que la filosofía. Ésta es considerada por  todos lados como el supremo ejercicio y ocupación de la mente humana, y esta es  realmente una ocupación para la cual pocos hombres  tienen el requisito de equipamiento  intelectual. Yendo atrás como va la tradición de los hombres, la filosofía ha tenido un elevado lugar en la estimación humana; y es, por tanto, un hecho muy significativo que, en toda la Biblia, la  filosofía es  solo nombrada  una sola vez.

Aun en nuestros días la  deferencia dada a la  filosofía es  tal que no hay muchos  maestros de la Biblia que se atreverían a advertir a sus compañeros de sus peligros; porque los filósofos se las han ingeniado para mantener en la Cristiandad la misma  eminencia que  han tenido en el paganismo. Realmente, un curso en filosofía ahora es y por algunas  generaciones ha sido considerado una parte esencial de la  educación de un hombre que  se está preparando para el ministerio  cristiano; y este no es el único de los rudimentos del mundo que ha encontrado su lugar dentro de nuestros seminarios teológicos. No es entonces sorprendente que, en la enseñanza impartida por estos graduados de seminarios, la  filosofía tenga un lugar muy diferente de ese asignado a esto por la  Biblia.

NINGUNA  EXPRESIÓN HUMANA

Podemos estar seguros, entonces, que el pasaje citado arriba no es una expresión humana. Esta no expresa la estimación del hombre de la filosofía_ lejos de esto. Al pronunciar esa advertencia Pablo no está repitiendo lo que él ha aprendido mientras proseguía su curso en filosofía en la escuela de Gamaliel. Ningún hombre jamás habría  unido la  filosofía con  el engaño, o caracterizado como un peligroso proceso contra el cual el pueblo de Dios debiese ser advertido, para no ser despojado de sus posesiones. Ningún hombre jamás definió la filosofía como siendo conforme a la tradición humana y los principios básicos de este mundo malo, y no conforme a Cristo. Esta advertencia viene de Dios mismo; pero, ¡ay! Como muchas otras de Sus solemnes advertencias, ésta ha sido despreciada y absolutamente ignorada. La cosa contra la que esta ferviente  advertencia ha sido hecha ha sido recibida con brazos abiertos, e incorporada en la maquinaria de nuestros sistemas eclesiásticos. Las consecuencias de esta  menospreciativa ignorancia de la advertencia de Dios son tales que bien podrían haber sido esperadas.

Esta  palabra "guardaos" no ocurre muy a menudo en el N.Testamento. No hay muchas cosas de las cuales  los creyentes son mandados a "guardarse".  Algunas de estas son "los  escribas", "perros," "malos obreros," de la "concisión," y de un "malcorazón de incredulidad". Marcos 12:38; Fil.13:40; Heb. 3:12.

La advertencia de  nuestro texto es dirigida a los  creyentes que  habían sido instruidos  en cuanto a su unidad con Cristo en Su muerte (a manos del mundo), Su sepultación, y resurrección. Énfasis  adicional es  dado a la advertencia por la conexión en que esto ocurre. La palabra traducida "prive" "os despoje" significa literalmente hacer una presa de, como cuando uno cae en manos de ladrones y es despojado por violencia de sus bienes, o en manos  de estafadores plausibles que  ganan su confianza, y por medio de sus actos lo despojan de sus valores. Es un tesoro celestial el que es contemplado aquí, la porción del creyente de las inescrutables riquezas de Cristo. Después el engaño es contrastado con la plenitud de la  Deidad que mora en Cristo;  y la despojada condición de uno que ha sido victimizado a través de la filosofía es contrastada  con el enriquecimiento de aquellos que han comprendido por fe su plenitud en Aquel que es Cabeza de todo principado y potestad.

Pero ¿por qué, podemos provechosamente preguntar, es la filosofía descrita como un instrumento de despojo en mano de  hombres astutos? Y ¿por qué ésta es caracterizada como siendo conforme a los rudimentos, o principios básicos, del mundo? La palabra "rudimentos" ocurre cuatro veces en las Escrituras. En Col.2:20 está nuevamente es traducida "rudimentos". En Gál. 4:3 y 9 es traducida "elementos". Esto parece comunicar la idea de algo básico o principios fundamentales del sistema del mundo. Estos elementos son descritos en Gál.4:9 como "débiles y pobres." Estos no enriquecen ni fortalecen, sino que debilitan y empobrecen a quienes recurren a ellos.

LA FILOSOFIA  DEFINIDA

La razón se percibe, en una  forma general al menos, cuando comprendemos lo que es la filosofía, es decir, la ocupación de intentar inventar, por el ejercicio de la razón humana, una explicación del universo. Es una interminable ocupación para la razón que, si la  explicación que la filosofía está siempre buscando fuese encontrada, ese descubrimiento sería el fin de la filosofía, la ocupación del  filosofo terminaría

Esta es interminable por la simple razón  que el filósofo está atado, por las reglas de su profesión, a emplear en su búsqueda solo la sabiduría humana, y está  escrito que  el mundo, por su sabiduría, no llegó al conocimiento de Dios, (1 Cor. 1:19-21; 2:14.) Incidentalmente, una gran parte del tiempo el filosofo está ocupado en criticar y demostrar lo irrazonable o absurdidad de todos los sistemas filosóficos excepto ese  esposado por él mismo. Esta, sin embargo,  es solamente la parte  destructiva de su obra, la parte constructiva es, como se ha dicho, el empleo de las facultades de su razonamiento en la tarea de inventar un sistema que  explicará,  tras una forma, la  existencia y origen de, y los cambios que parecen tomar lugar en el universo visible. Habiendo establecido tal sistema, el filósofo desde entonces debe defenderlo de los ataques de filósofos de "escuelas" opuestas (quienes presentarán pesados volúmenes demostrando a su entera satisfacción que  su sistema filosófico es un tejido de  absurdidades)

NO CONFORME A CRISTO

De este modo podemos ver de un vistazo que la filosofía es, en su carácter esencial, en acuerdo con la tradición humana y  los principios fundamentales o primarios del sistema del mundo; y eso no es conforme a Cristo, quien es odiado por el mundo, y que  ha puesto el hacha en la raíz de  todos sus principios.

Prominente entre los elementos del mundo y de la tradición humana está el principio que el mundo refleja la grandeza del hombre, y que la razón humana es el factor más  elevado y poderoso en esto. En nuestro día esto ha venido a ser un dogma en la teología popular que la razón humana es la corte final de apelación en toda materia de doctrina. En el mundo del hombre los logros humanos  son exaltados al más elevado lugar, y no se ponen límites  a lo que pueda ser realizado por la ingenuidad  humana.

"edifiquémonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo, y hagámonos un nombre" (Gén.11:4), es el programa de la humanidad, como anunciada por aquellos que establecen los principios básicos del mundo. En el gran sistema del mundo solo es valorado y elogiado lo que es alcanzado por el esfuerzo humano y redunda a su crédito. La  filosofía se aferra estrictamente a esta tradición y principios en que sus variadas  explicaciones, en vista a recibir reconocimiento como "filosófico," deben ser puramente  los productos de la razón humana ejercitada sobre los resultados de las investigaciones  humanas.

FILOSOFIA VERSUS REVELACIÓN

Esto quiere decir necesariamente que la filosofía y la revelación divina son completamente irreconciliables. La misma  existencia de la  filosofía como una ocupación  para la mente y pensamiento humano sobre la rígida  exclusión de  cada explicación del  universo que no es alcanzada por  un proceso especulativo. Si una filosofía admite la  existencia de Dios (como  las filosofías  justo ahora hacen), es un dios que ya sea es mudo,  o no se le permite expresar algo  acerca de si mismo, o cómo él hizo y sustenta el universo. Si el dios de los filósofos pudiese pasar a través de estas restricciones, su filosofía llegaría justamente a su fin. Porque no es la prosecución de la verdad lo que lo hace a uno un filosofo. La prosecución de la verdad, en vista a ser filosófico, debe ser  conducida en direcciones en las cuales la  verdad no puede ser posiblemente  encontrada.

Porque el descubrimiento de lo que los filósofos  pretenden estar buscando llevaría a sus  filosofías a su fin, y tal calamidad debe, por supuesto, ser evitada. Por tanto, desde el  momento que uno recibe una explicación del universo como viniendo de Dios quien lo hizo, él no puede tener nueva utilidad para la filosofía. Uno que ha obtenido la verdad no es más un buscador. El valor de la  filosofía, por tanto, está no en sus resultados porque no hay  ninguno, sino solamente en el empleo que sus  no verificadas especulaciones  presentan a aquellos cuyos gustos y dotes  intelectuales los califican para comprometerse en eso.

FILOSOFIA VERSUS CRISTO

Nuevamente, la filosofía no es  "conforme a Cristo" por la simple y suficiente razón que el testimonio de Cristo pone fin, para todos quienes aceptan esto, a todas las  especulaciones  filosóficas concernientes  a las  relaciones de la  humanidad con Dios y al universo, Cristo ha puesto Su sello a la verdad y autoridad divina  de las Escrituras del A. Testamento. Él, además, reveló al Padre; y finalmente prometió nuevas  revelaciones de verdad a través de Sus apóstoles bajo  la directa enseñanza del Espíritu Santo. Estas  revelaciones no solo son directamente opuestas a las  especulaciones filosóficas, sino que también cortan el terreno debajo de ellos. El testimonio y enseñanza de Cristo no son comunicadas a los  hombres con el propósito de informarles como  el  hombre y el mundo han venido a ser lo que son_  aunque ellas revelan la verdad en cuanto a eso.  El propósito de la doctrina de Cristo y de Su misión personal al mundo fue mostrar a los hombres  su verdadera condición, como  bajo el dominio del pecado y la muerte, y para cumplir eterna redención para todos los que creen las buenas nuevas y aceptan el don de la gracia de  Dios. La doctrina de  Cristo no solo instruye a los  hombres en cuanto al camino dentro del reino de Dios, sino también autoriza a aquellos que lo aceptan a la directa posesión y goce de  muchos y valiosos derechos y privilegios que pueden ser adquiridos en ninguna  otra forma. Si, por tanto, usted es un creyente en Cristo Jesús, confiando en el merito de Su sacrificio para su aceptación ante Dios, debe guardarse para que ningún hombre lo despoje de estos inestimables derechos y privilegios a través de la filosofía, conforme a los principios del mundo, y no conforme a Cristo. Porque en Él, y en ninguna otra parte,  mora la plenitud de la Deidad corporalmente; y en Él, y en ninguna otra parte, el creyente puede ser llenado hasta toda su capacidad. La filosofía puede despojar a los  hombres de parte de la herencia de la  fe. Esta no  tiene nada que ofrecer a cambio.

FRUTOS DE LA FILOSOFIA

Sería completamente posible, para uno que tiene el requisito del ocio y la curiosidad, trazar los principales desarrollos de la filosofía, y examinar las muchas "escuelas" a las cuales ésta ha dado su levantamiento durante un periodo de varios miles de años. Habiendo hecho así, él encontraría que la filosofía consiste, como ya se  ha dicho, en la prosecución inalcanzable, y eso, entre todos los variados campos de actividad humana no hay nada que de testimonio de tal absolutamente fútil gasto de energía como el campo de la filosofía especulativa. Un filosofo de reputación en el tiempo presente ha declarado que "la filosofía ha estado sobre un falso rastro desde los días de Sócrates y Plato." El seguir una pista falsa por más de dos mil años es ciertamente no  un registro del cual uno pueda jactarse; y aun así es verdad que, en cuanto a los resultados concernidos, la filosofía no tiene nada más estimulante que esto que ofrecer como un incentivo para empeñarse en esto.

Sin embargo, no propondríamos ninguna cosa tan estupenda (e infructífera) como una revisión de la historia de la  filosofía, sino solamente una breve declaración  mostrando el estatus de la filosofía en el momento actual. Y esto lo emprendemos en vista a que el lector no filosófico pueda ser capaz de comprender el carácter de la influencia que  está ejerciendo la filosofía en estos tiempos de cambio e inquietud mental, sobre los directos problemas de la humanidad, y sobre lo que se llama "el progreso del pensamiento  humano."

La gran mayoría de los hombres no piensan más allá de las materias que están dentro del pequeño círculo de sus intereses personales. Esta mayoría no pensante toma sus pensamientos y opiniones de unos pocos  intelectuales y educados, o de líderes que se las ingenian como obtener su confianza. Es por tanto importante, comprender cuales son las ideas que prevalecen entre estos que están en una posición de influenciar las  opiniones de la masa de la humanidad. Esto puede hacerse  fácilmente por sacar una muestra de la enseñanza filosófica corriente en las grandes universidades de los países de habla inglesa.

FILOSOFIA TEISTICA Y ATEISTICA

Las variadas escuelas de  filosofía que han florecido a  través de las edades pueden ser divididas en dos clases principales, teísticas y ateísticas. La primera clase abarca a  todos los sistemas filosóficos que asumen un dios de alguna forma como el originador y sustentador del universo.  Puede destacarse de paso que las filosofías  teísticas son más peligrosas para la humanidad que la clase  ateísta, por la  razón que la primera está bien calculada para entrampar a quienes, por naturaleza o entrenamiento,  tienen repugnancia por el ateísmo. No necesitamos llamar la atención a la filosofía  ateísta, por la razón que está fuera de favor en el momento  actual, y  no muestra señal de  estar recuperando un estatus respetable.

DUALISMO  Y PANTEISMO

Limitando  nuestra atención, por tanto, a las filosofías teísticas, encontramos  varias clases de estas, es decir, "Dualista" y "Panteísta." Dualista es el nombre que los filósofos se han  complacido en otorgar a estos sistemas que mantienen que  Dios (o la "primera causa") creó el universo como un acto de Su voluntad, y tiene un ejercicio distinto y aparte de ésta. Estos sistemas son llamados "dualistas" porque cuentan a Dios como una entidad, y el universo o la creación como otra entidad, haciendo de esta forma dos entidades. El lector debiese comprender claramente que cuando un erudito profesor de  filosofía habla de "dualismo" él tiene al  Cristianismo en mente.

MONISMO Y PLURALISMO.

El Panteísmo, por otra parte, sostiene que Dios y el universo son un ser. Hay varias variedades de panteísmo que tienen seguidores entre los filósofos, monismo (un sistema  filosófico que afirma un sistema único) y pluralismo. El monismo es esa variedad de panteísmo que  está muy en boga en el día actual. Este sistema asume como base  de realidad un "absoluto" o "conocedor de todo"_ una monstruosidad que comprende en su vasto existencia todas las cosas y todas sus relaciones y actividades. El monismo, por tanto, afirma que existe solo una entidad. Dios no tiene existencia aparte del universo, y nunca la tuvo. El ultimo, por tanto, es  eterno, y no ha habido creación.

Es un notable y altamente significativo hecho que el principio básico gobernante de esta filosofía de nuestro día es también el principio básico del rápido levantamiento del sistema religioso económico socialista. Porque el Socialismo está  fundamentado sobre la proposición de que el hombre es orgánica y esencialmente uno con Dios y con el universo. De esta extraño acuerdo_ esta extraña reunión de extremos puede esperarse grandes  resultados

LA  SITUACIÓN ACTUAL

Es un notable y significativo hecho que el principio básico de  la posición de la filosofía del día actual, ya se ha hecho referencia  a las "lecturas de Hibbert" de 1909, sobre "La  Actual Situación en la Filosofía",  entregadas por el profesor  William  James, de la Universidad de  Harvard, en College Manchester, Oxford. Estas  lecturas han sido publicadas en  un volumen titulado "Un Universo Pluralista"

El profesor james es uno de los pocos filósofos distinguidos que rechazan la enseñanza del monismo. Él aboga una teoría denominada "Pluralismo", de la cual una idea suficiente puede obtenerse de las citaciones que siguen. Es importante para nosotros comprender del profesor James cual es el presente  estatus del dualismo, ya que, como hemos visto, esa clase incluye al Cristianismo de la Biblia. En cuanto a  esto, él dice:

"Teísmo dualista es profesado firmemente como siempre en todos los establecimientos de educación Católica, considerando que en los últimos años esto ha tendido a  desaparecer de nuestras universidades Británicas y Americanas, y sido reemplazado por un panteísmo monistico más o menos  abierto o disfrazado"

De  acuerdo a esta competente autoridad, los colegios Católicos Romanos son los únicos de alguna consecuencia en los cuales las declaraciones de la Biblia con relación a la creación y gobierno del universo, el origen de los seres vivos, incluyendo al hombre, el origen del mal, etc., son aun "profesados". El gran universo de Inglaterra y América, que fueron fundados con el propósito de mantener las doctrinas de las  Escrituras, y extender el conocimiento de ellas como las  revelaciones del Dios  vivo y como los fundamentos de toda verdadera instrucción y conocimiento, han sido despojados de todo lo que los ha hecho útiles para alimentar a las mentes jóvenes, y que los ha hecho valiosos a las comunidades  en las cuales ellos han florecido; y este importante cambio ha sido logrado a  través de la agencia  de la  filosofía, de acuerdo a la antigua tradición de los hombres, y conforme a los rudimentos del mundo, y no conforme a Cristo.

UN EXTRAÑO FENOMENO

En ello, como parece al escritor, tenemos una  explicación para el extraño fenómeno de que el Romanismo está ganando terreno rápidamente en la Inglaterra Protestante y en América, mientras permanentemente ha estado perdiendo terreno en aquellos países  donde ha tenido un dominio exclusivo sobre las conciencias del pueblo.

Los últimos países nunca han gozado de los privilegios de una Biblia abierta. Ellos nunca han tenido algún  lazo que los una a la  viviente palabra de  Dios. Todo lo que ellos  han tenido es "la iglesia,"  y es eso lo que ellos  están ahora juzgando por sus frutos.

Pero en Inglaterra y América es diferente. Por muchas generaciones, desde padre a  hijo, el pueblo ha sido unido por muchos y fuertes  lazos y asociaciones a la palabra del Dios  viviente. Sus influencias sobre las costumbres y vida de las personas han sido muchas y potentes. Solo aquellos cuyas mentes están cegadas negarán la poderosa influencia que la Biblia ha ejercido como un factor en la prosperidad nacional de los países de habla inglesa. Las grandes universidades han sido su orgullo, y han sido contadas entre los baluartes  nacionales; y la Biblia ha sido la piedra fundamental de las universidades. Pero un cambio  ahora se ha producido_ rápida y permanentemente que difícilmente podemos realizar lo que ha ocurrido. Las universidades han desconsiderado la enseñanza de la  Biblia, y han repudiado su autoridad como el maestro divinamente inspirado. Solo "en los  establecimientos de educación Católica" es su enseñanza profesada. ¡Porque  sorprenderse, entonces, que en un tiempo de desintegración  e inquietud general , es que  los hijos de los ancestros amadores de la Biblia hayan sido atraídos por miles a un  sistema que tiene la apariencia de estabilidad, donde todo lo demás  está cayendo  a pedazos, y que, con todos  sus terrores, proclama  la infabilidad de las  Santas  Escrituras! Es  sabio considerar estas  cosas

UN SUBITO CAMBIO

El profesor James, en sus  lecturas en  Manchester, trata la enseñanza de la Biblia como estando ahora completamente desacreditada y fuera de fecha de manera a hacer  necesaria una breve, y pasajera referencia en una discusión que se proponga tratar con "la Situación Actual en la Filosofía". Él dice:

"dejaré el materialismo cínico completamente fuera de nuestra discusión como  llamando a un tratamiento ante esta audiencia, e ignoraré el antiguo teísmo dualista por la misma  razón"

Es también importante para nuestro propósito citar lo rápido del gran cambio que ha tenido lugar en nuestras universidades, por lo cual las doctrinas cristianas han sido  relegadas a una posición de oscuridad tan profunda  que no hace  necesario considerarlo en una discusión como esta. El conferencista, después de destacar que un hindú le ha dicho que "el gran obstáculo para extender el Cristianismo en su país fue el pueril dogma de la creación," añadió, "ciertamente, muchos miembros de esta audiencia estarán preparados `para  tomar la parte del Hinduismo en esta materia."  Y después  él procedió a  decir que "aquellos de nosotros  que son sexagenarios" han sido testigos de tales cambios como "hacer el pensamiento de una generación pasada parecer  extraño a su sucesor como si éste hubiese sido la expresión de una raza de hombres diferentes. La estructura teológica que habló tan vivamente a nuestros ancestros,  con su finita edad de la creación del mundo de la  nada, su moralidad  y escatología  jurídica, su tratamiento de  Dios como un externo causante, un gobernador inteligente y moral, suena extraño a muchos de nosotros como si  esto fuese  alguna exótica religión salvaje"

SU SIGNIFICADO

El lector no puede  fallar  en comprender el significado de la declaración. Por cientos de años la instrucción impartida a los jóvenes de Inglaterra y América ha estado fundamentada sobre las  Escrituras como los  oráculos de Dios; y de hecho, la obra de enseñanza ha sido llevada adelante principalmente por ministros de la palabra de Dios. Las posiciones que  Inglaterra y América han obtenido entre las naciones  durante  estos siglos es conocido a  todos.  Dios  las ha bendecido grandemente  con una  prosperidad nacional y amplio dominio del mundo.

Pero ahora, se nos dice (y esto es  verdad), que dentro de una sola generación la  estructura de nuestros sistemas educacionales ha cambiado tanto que el lenguaje que  expresó las permanentes convicciones de nuestros ancestros suena como extraño en la atmosfera de nuestras grandes universidades como el lenguaje de una "raza diferentes de  hombres," expresando formulas de  alguna "exótica religión salvaje." Ya sea que el cambio es para mejor o peor no está por el momento, en cuestión. Lo que deseamos imprimir sobre las mentes de nuestros lectores en este punto es simplemente el hecho que un  tremendo cambio ha tenido lugar, con asombrosa rapidez, y en relación a materias que son de vital importancia para todo el mundo, y especialmente para el pueblo de  habla inglesa.

EL EFECTO SOBREMENTES  PLASTICAS

El efecto sobre mentes plásticas de estudiantes de tales palabras como estas últimas  citadas puede imaginarse fácilmente. Ellas astutamente comunican la sugestión que  estos jóvenes son, en respecto de sus nociones filosóficas, vastamente superiores a los hombres de luz y erudición de generaciones pasadas, y que es por repudiación del Cristianismo y sus "vivientes oráculos" que ellos proveen convincentes pruebas de su superioridad  intelectual. Hay pocas mentes entre los hombres de la edad aquí dirigidos, o de alguna  edad excepto ellos estén firmemente fundamentados y establecidos en la verdad_ que podrían resistir la insidiosa influencia de tal apelación a la innata vanidad de los hombres.

Estas son las influencias a las cuales los estudiantes de nuestras universidades están ahora expuestos, ¿no hay urgente necesidad de imprimir sobre los padres cristianos (todavía quedan unos pocos) la advertencia de nuestro texto, y de exhortarlos a velar para que sus hijos  no sean despojados a través de la filosofía?

UN GRAN PELIGRO

¿Qué presagia este súbito y estupendo cambio? ¿No es la misma existencia de la  civilización cristianizada (el sistema social que ha sido levantado bajo la influencia y protección del Cristianismo) puesta en peligro por  esto?  Más allá de toda duda lo es. Tampoco es  nuestra comprensión razonable en relación a esto en alguna manera aliviada por las declaraciones del profesor James de que los principales factores de este cambio son "Evolucionismo Científico" y "el levantamiento del rio de los ideales democráticos sociales." Grande es el daño ya realizado por estas poderosas agencias de mal, y estamos solo al comienzo de su destructiva carrera.

Una vez más el profesor James habla sobre este punto: "un creador externo y sus instituciones aun pueden ser verbalmente confesadas en la iglesia en formulas que existen por su mera inercia, pero no hay vida en ellas"

Y con esto concuerdan las palabras  del Cristo resucitado a la iglesia en la etapa de Sardis, "tienes nombre de que vives, y estás muerto. Se vigilante, y fortalece las que están por morir" (Apoc. 3:1,2).

¿BUDA O CRISTO?

Es en vista a inspeccionar brevemente ese sistema de filosofía que, en sus variadas  formas, ha sacado de nuestras universidades la doctrina de Cristo (y lo que lo hace a Él incidentalmente mentiroso). Ya hemos declarado que este sistema reinante, que ahora tiene casi un indisputable dominio en la Inglaterra "cristiana" y América, es panteísmo, que ha florecido por miles de años como el culto filosófico religioso de India. Hemos visto como el profesor James remite a la estimación hindú de la doctrina bíblica de la creación, y la pone al lado de ésta. Si la prueba de una doctrina es la forma en que esta es  considerada por los hindús, es completamente lógico ir a ellos para la interpretación del universo que debe enseñarse en nuestras escuelas y colegios.

Los filósofos de hoy, por tanto, no tienen nada que ofrecernos que nuestros ancestros no comprendan tan bien como ellos, y que ellos fueron libres para escoger como lo somos hoy nosotros. ¿Prefirieron entonces nuestros ancestros la cosa peor a la mejor cuando ellos escogieron, y fundaron grandes universidades para preservar las doctrinas  enseñadas por Jesucristo y Sus apóstoles, más bien que (como ellos podrían haber  hecho) las doctrinas  asociadas  con el nombre de  Buda? Nuestros maestros  de filosofía del día actual parecer decir así. Pero si queda algún juicio en el hombre del siglo veinte, él recordará, antes de consentir superficialmente en la remoción de los antiguos fundamentos, que  lo que pueda haber  de superioridad en el orden social de la Inglaterra  y América cristianizada sobre esa de la panteística India se debe a la elección  que nuestros ancestros hicieron cuando aceptaron  la enseñanza del  evangelio de  Cristo, y  al hecho que cada generación posterior hasta el presente ha ratificado y adherido firmemente a esa elección.

¿QUÉ BENEFICIO?

¿Qué beneficio, entonces, puede algún hombre sano esperar como el resultado de este súbito y general repudio de las enseñanzas que son vitales al Cristianismo, y a la aceptación en su lugar de las  antiguas  doctrinas del paganismo?

Ciertamente que nunca hubo una generación de hombres tan  imprudentes y poco sabios, y cegados por su propio orgullo, como está loca generación, al de esta manera poner a  un lado la guía de  ese Libro que ha puesto a Inglaterra y América a la cabeza de  las naciones, y que ha sido la fuente de todo lo que es encomendable en la así llamada "sociedad civilizada", y el aceptar en su lugar las degradantes doctrinas del panteísmo.

En cualquier cosa  en la cual nuestros ojos puedan descansar con satisfacción en nuestra historia pasada o en nuestras actuales instituciones, nuestras artes, literatura, ética, estándar de vida familiar y nacional, etc., vemos la evidencias de  estas enseñanzas que ahora han sido desechadas por los  sabios hombres de nuestro día como siendo "pueriles" en comparación con aquellas  de la filosofía pagana. ¿Cuánto pasará  antes de que el juicio de Dios alcance a los pueblos que de este modo se  han vuelto con menosprecio de la fuente de toda su grandeza?

La advertencia, por tanto, debe ser tocada, ante quienes son víctimas de la "Elevada  educación" del día, y a cada morador en tierras civilizadas, a guardarse para que nadie  haga una presa de ellos a  través de la filosofía y vanas sutilezas. Porque la materia que  estamos considerando afecta vitalmente los intereses de  cada  comunidad civilizada.

RESPONSABILIDAD  NACIONAL

De la Biblia y de la historia  secular aprendemos que Dios trata no solo  con individuos sobre el fundamento de privilegio y responsabilidad, sino también con las  naciones.  A causa de los extraordinarios privilegios concedidos a los israelitas, una más pesada  responsabilidad descansa sobre ellos que sobre otras naciones, y ellas son visitadas por su infidelidad con correspondiente severidad. Y ahora estamos viviendo en esa larga extensión de siglos  conocida como "los tiempos de los gentiles", durante el cual las ramas naturales del olivo (Israel) han sido cortadas, y las ramas del olivo silvestre han sido injertadas en su lugar; es decir, el periodo en el cual los gentiles están ocupando  temporalmente el lugar de  Israel de especial privilegio y responsabilidad. El abatimiento de  ellos  ha  venido a ser las riqueza de los gentiles (Rom. 11:11-25)

Al tratar con una nación Dios  considera a sus gobernadores o lideres  como  responsables por sus acciones. La justicia de esto es especialmente evidente en países  donde  el pueblo escoge a sus propios gobernadores. En nuestro día el pueblo es todopoderoso. Los gobernadores son escogidos con el claro propósito de ejecutar la voluntad popular. De igual modo también llegará el tiempo cuando el pueblo no elegirá solo a  sus gobernantes, sino que también amontonarán para sí mismos maestros, porque no soportarán la sana doctrina (2 Tim. 4:3,4). Podemos estar seguros, entonces, que las personas que encontramos en las sillas profesionales de  nuestros colegios están allí  por el mandato del pueblo, que  ha alejado su oído de la verdad para atender a las fabulas  que agradan sus oídos.

Pero por la misma constitución de un orden social democrático los maestros deben enseñar lo que el pueblo desea escuchar. Dios ciertamente juzgará a las naciones privilegiadas por esto. El cambio ha sido grande y súbito. El juicio será rápido y severo.  Hasta nuestro día, cual haya podido ser el estado moral de la masa del pueblo de Inglaterra y América, los gobiernos fueron establecidos sobre los fundamentos de la  doctrina cristiana; reyes y otros gobernadores han jurado defender la fe; la Biblia fue enseñada en las escuelas; y nadie fue considerado apto para una posición de  responsabilidad pública que no profesase ser un seguidor de Jesucristo. En cuanto a nuestros maestros en nuestras escuelas y colegios, ninguno habría sido encontrado que no sostuviese y enseñase como la  inmutable verdad de Dios las  doctrinas de la Biblia.

UNA GRAN APOSTASIA

Reconociendo estos hechos, que todos deben admitir como hechos,  aunque mucho como ellos puedan diferir en cuanto al significado de ellos, sigue que estamos viviendo  bajo la oscura sombra  de la más grande  apostasía nacional que haya tenido lugar. Durante toda la historia de la humanidad nunca ha habido tal alejamiento de la Fuente de las bendiciones nacionales, en vista a  tomar los dioses de los paganos.

SOLEMNE NO SENTIDO

Ya hemos declarado que la filosofía reinante, el panteísmo, es expuesto en nuestras  universidades en dos formas, conocidas como "monismo" y "pluralismo". El profesor James, aunque un vigoroso critico del monismo, admite que éste último casi tiene una completa posesión del campo, y que su propio culto del "pluralismo" tiene muy pocos  adherentes. Estas dos especies de panteísmo son, sin embargo, iguales en la esencia y materia ya que "ambos identifican la sustancia humana con la sustancia divina." Desde un punto de vista cristiano, por tanto, no es muy importante distinguirlas.

La principal  diferencia es que el "monismo" (o "absolutismo") "piensa que dicha sustancia viene a ser plenamente divina solo en la  forma de totalidad, y no es su real yo en alguna forma sino toda la forma", considerando que el pluralismo mantiene "que en última instancia nunca se forma un todo en absoluto, que la sustancia de la realidad nunca puede  ser totalmente reunida...y que una distributiva forma de realidad, como es lógico y aceptable empíricamente  probable, como la forma de cada uno" "para el ‘monismo'  el mundo no es una colección, sino un gran hecho que lo incluye todo, fuera de lo cual no hay nada"; y cuando el monismo es idealístico, este hecho que lo envuelve todo es  representado como una mente absoluta que hace los hechos parciales por pensar en ellos, justo como nosotros hacemos objetos en un sueño por soñar, o personajes en una historia por imaginarlos."

He transcrito los especímenes de este no sentido en vista a que el lector pueda ser informado de la elección que  nuestras  grandes universidades ahora ponen ante miles de ansiosas y receptivas mentes que se apiñan en busca de conocimiento. Los gobernadores de estas instituciones educacionales virtualmente dicen a sus estudiantes, usted  debe aceptar la concepción panteísta del universo, pero usted puede escoger entre un universo monistico y un universo pluralista que consiste de un poderoso "todo," o uno que comprende  un indefinido número de misceláneos "cada uno."

ESCUELAS CONTRADICTORIAS

Cualquiera de estos "débiles y pobres" concepciones que nuestros jóvenes estudiantes  adoptan, él debe estar preparado para escuchar esto atacado por los adherentes de la escuela rival y criticado como altamente irracional y absurdo; y para esto su curso en filosofía lo prepara. De esta manera el abogado del monismo declara que el pluralismo "está infectado y minado por contradicciones auto propias." Por otra parte, el profesor James mantiene que el "absoluto" del monismo "envuelve características de irracionalidad peculiar a sí mismo." Él señala que, sobre la teoría de absoluto idealismo, el conocedor de todo debe conocer, y estar siempre claramente consciente de la relación de cada objeto en todo el universo, pero también  todo lo que el objeto no es como  una "mesa no es una silla, un rinoceronte no es un logaritmo, etc."

UNA TAREA  IMPOSIBLE

¡Esta es la situación a la que hemos sido llevados, ahora que el Cristianismo ha sido echado fuera de nuestras escuelas y seminarios en vista a hacer  lugar para la irracional  filosofía  hinduista! Muy pertinente en esta conexión son las palabras del profeta:

"Los sabios se avergonzaron, se espantaron y fueron consternados; he aquí que aborrecieron la palabra de Jehová; ¿y qué sabiduría tienen?  (Jer.8:9)

Porque la ocupación en la cual nuestros filósofos están comprometidos es la imposible tarea de tratar de establecer una explicación del universo visible después de haber  rechazado el verdadero relato recibido de su Creador. El dios de  la reinante filosofía es uno al cual  no se le permite hablar o hacerse  conocido en alguna forma. La filosofía debe necesitar poner estas restricciones sobre él para su propia protección; porque, si él pudiese pasar a través de ellos, la ocupación del filósofo terminaría. De manera que él debe permanecer en impenetrable oscuridad, no expresando una sola palabra, y haciendo ninguna inteligible señal o movimiento, en vista a que los filósofos puedan continuar su oficio de  hacer  malas conjeturas a lo que él es semejante.

 

UNA  ADVERTENCIA

No  es difícil para uno que  ha llegado al conocimiento de la  verdad a través de  recibir la palabra de  Dios, "no como la palabra de  hombres, sino como es en verdad, la palabra de  Dios" (1 Tes. 2:13), percibir la locura y futilidad de todo esto. Pero ¿Quién  libertará al ignorante, al inocente, de ser victimizado y eternamente despojado por estos hombres que, profesando ellos mismos ser  sabios, han venido a ser necios? Podemos hacer sonar la alarma y dar la advertencia, especialmente a aquellos que son responsables  por educar niños, de los peligros que infectan la atmosfera intelectual de nuestras universidades, colegios  y seminarios.

UNA RAZÓN PARA ESTO

Al cerrar podemos con beneficio para nuestros lectores  señalar una profunda razón por la cual el enemigo de Cristo, y de los hombres  a quienes Él busca salvar, está deseoso de imprimir sobre las mentes de estos últimos la concepción del panteísmo. Esa doctrina  excluye totalmente la idea de que el hombre es un pecador, y entonces pone la redención fuera del alero de la discusión. Bajo la influencia de esa  doctrina el hombre  nunca puede descubrir su corrupta naturaleza y necesidad de salvación, y entonces,  si no es libertado de esto, él morirá en sus  pecados. Un enemigo del  hombre no podría planear contra él ningún otro mal más  grande que este.

DIOS ES CALUMNIADO

Pero la doctrina que, la filosofía de nuestro día  ha importado de India obra no solo en destrucción de los  hombres, sino también en deshonor de Dios. En ello  puede su carácter  satánico ser claramente percibido por todos los que tienes ojos para ver. Su principio  fundamental es que Dios y el hombre son verdaderamente  uno en sustancia  y ser y que el  carácter de  Dios es  revelado en la  historia de la  humanidad.

Esta mala doctrina hace a Dios el compañero con el hombre en toda la multiforme y cruel maldad de la humanidad. Esto lo hace a Él participe criminal en todos los monstruosos crímenes, crueldades,  inmundicias e innombrables abominaciones, que  han manchado el registro de la humanidad. Esto lo hace a Él el primer actor en todos los pecados y maldades, ya que el pensamiento e impulsos lo llevaron a originarlos con Él. De esta manera Dios es acusado con todos los malos hechos que la Biblia  denuncia, y contra lo que la ira del Dios de la Biblia es declarada.

LA PROMESA DE SATANÁS

¿Puede ser  que,  en alguna parte en los lugares  oscuros de este pecaminoso mundo, se esconda una doctrina más  monstruosamente mala, más característicamente satánica que esta, que ahora se ha instalado en nuestros centros de educación y públicamente veneradas allí como siendo la última palabra de la madura sabiduría humana?; pero,  si así, el escritor de estas páginas no está consciente de su existencia. Esa doctrina es  virtualmente la seguridad,  dada  bajo el sello de aquellos que ocupan las eminencias de  la cultura humana, de la educación y la  sabiduría, que la promesa de la serpiente  dada a los padres de la raza de lo que  resultaría si ellos siguiesen sus huellas, finalmente ha  sido redimida. "Seréis como Dios," él declaró; y ahora los líderes  del pensamiento del día se unen para proclamar que el hombre y Dios son verdaderamente una sustancia y naturaleza. ¡Guardaos, guardaos! Esta enseñanza es, realmente, de acuerdo a la  tradición humana_ la más antigua de todas las tradiciones humanas; esta es conforme a los principios  básicos del mundo y del dios de este mundo, y no conforme a Cristo. Ningún peligro más grande amenaza a los jóvenes de la actual generación que el peligro que algunos hombres, algunos de suave hablar, eruditos y pulidos profesores, pueden  hacer presa de ellos  por medio de la  filosofía y de huecas sutilezas.

 

PHILIP MAURO