Pin It

LOS TESTIGOS DE JEHOVA Y LOS LIBROS DEL JUEZ RUTHERFORD

 

Una exposición

El juez J.F. Rutherford, el principal exponente de la enseñanza de los "Testigos de Jehová," fue el autor de numerosos libros y panfletos religiosos. Ellos se jactan de una enorme circulación, y se nos dice,  que estos han sido publicitados  en alrededor de treinta lenguajes. Bajo el título de "Testigos de Jehová," él realmente ha  estado enseñando en un vestido nuevo "Dawnism (Amanecer) Milenario", cuyo inventor, quien se llama a si mismo "Pastor" Russell, murió en Octubre 31, 1916, en un bus en una jornada  en los  Estados Unidos, no dejando, como moribundo, un testimonio brillante y de gozo.

El sistema  defendido es anticristiano. Este viene bajo el látigo del apóstol Pablo, quien escribió: "aunque nosotros, o un ángel del cielo, os predicare otro evangelio que el que os hemos predicado, sea anatema" (Gál.1:8)

El "Amanecer Milenario" es otro evangelio. Si el juez Rutherford y sus seguidores  mueren en sus creencias que son abogadas y defendidas  en sus libros ellos mueren como  incrédulos del evangelio que Pablo predicó. Es también seguir en el camino ancho que lleva a perdición, aun bajo un manto religioso, esto es desastroso, pero tratar de persuadir a otros a hacer lo mismo es terrible más allá de lo que las palabras pueden expresar.

El lector puede  decir, "he comprado uno de los libros del juez Rutherford. Estos parecen ser buenos, están llenos de citaciones de la Biblia. Ciertamente  ellos son buenos libros que me guiarán en el camino justo."

Respondemos, "¿Qué diría usted si le presentáramos un vaso de agua en el cual pudiésemos una pocas  gotas de veneno mortal e incoloro, y lo invitásemos a beber? Usted justamente respondería con indignación, "¡cuán malos son ustedes! ¡Engañadores y asesinos! Las palabras fallan para expresar el aborrecimiento que tengo por vuestra acción." Así juzgamos nosotros de las obras del juez Rutherford. Hay abundancia de citaciones de las Escritura, tales citaciones siendo la verdad, justo como la parte preponderante  de una  mortal mezcla puede consistir de  agua pura y sana. Pero el agua pura sería hecha inútil para apagar la sed  si fuese  mezclada con un  veneno mortal. De forma similar hay muchas cosas en las obras del juez Rutherford que nadie podría cuestionar como siendo justas  y escriturales. Pero eso es parte del engaño.  Si no hubiese mucho de lo que es justo en los libros no se venderían. Es el veneno mortal en ellos de lo que deseamos advertir a  nuestros lectores con toda la seriedad que poseemos.

Tampoco deseamos que usted  tome nuestra palabra a ciegas. Señalaremos brevemente donde  está el veneno mortal.

Por supuesto el juez  Rutherford no es  original. Él solo introduce en el sistema  lo que  fue inventado por el así denominado Pastor Rusell. La primera gota de veneno mortal  en la enseñanza del juez Rutherford, que él derivó  en toda su inescritural imperfección del "Pastor" Rusell, es concerniente a la persona del Señor Jesucristo. Estar errado aquí es estar errado en la misma fuente. Si la fuente está envenenada aquí todo el río  está envenenado.

El juez Rutherford niega la Deidad del Señor Jesús,  y enseña que Él no es Dios, el Hijo. Él escribió del Señor Jesús que Él es "el primero y la única creación directa de  Jehová." (El Arpa de Dios, pg.98)

Aquí tenemos claramente negada  la Deidad del Señor Jesús. Nadie puede ser salvo si niega lo que es absolutamente vital para la fe cristiana. Esta negación  es suficiente para demostrar el veneno mortal de este sistema anti-cristiano. El juez Rutherford cita Jn.1:1, pero al hacerlo muestra su ignorancia  de las Escrituras y del griego. Este es simplemente el eco del "Pastor" Rusell. "En el comienzo era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era (un) Dios."

El lenguaje griego usa el artículo definido, pero no hay  artículo indefinido en su gramática. ¿Por qué entonces  Rutherford  pone el artículo indefinido al final del verso? Simplemente  para engañar al lector. No hay artículo indefinido en el original.

Él desea afirmar que Dios es Dios, lo que es verdadero,  pero que Cristo es  solo "uno poderoso," una creación de  Dios, una criatura, lo que es  falso y blasfemo. Aquí están sus palabras. "Dios es un nombre aplicado a Jehová, el Todopoderoso. Este es a veces  aplicado a otros poderosos también; considerando que el nombre Jehová se aplica  exclusivamente al gran Dios eterno. El Logos, la Palabra o Verbo, era un dios, uno poderoso" (El Arpa de Dios, pg.27)

La palabra  "Logos" es  la palabra griega para "Palabra"_ la Palabra (o Verbo) es un titulo del Señor Jesús como  Aquel que expresa y revela plenamente a Dios a los hombres.  Note en este  extracto que Rutherford deletrea "dios" como aplicando al Señor Jesús con una  letra minúscula, significando que Él era "uno poderoso," pero solo  humano.

Ahora la Escritura nos dice claramente que la Palabra era  Dios, y hay muchos pasajes, que Rutherford no cita,  que claramente enseñan que el Señor Jesús  es Dios. ¿Podía algo ser más claro que la siguiente  escritura?:_

"Pero al Hijo dice, Tu trono, oh Dios, es por los siglos de los siglos" (Heb.1:8). Aquí tenemos a Dios en el cielo dirigiéndose al Señor Jesús, Su Hijo, como Dios. Otras  escrituras prueban claramente la misma gran verdad. El apóstol Juan, escribiendo a los creyentes, dice: "estamos en Aquel que es verdadero, en Su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios y la vida eterna" (1 Jn. 5:20). Pero Rutherford enseña que Dios  creó a  Jesús. Él dice: "El Logos fue la primera y la única  directa creación de Jehová;  después la creación de Dios fue formada a través de su Logos" (El Arpa de Dios, pg.99).

Pero Jn. 1:3, ya citado, pero no comprendido, por  Rutherford dice: "todas las cosas fueron hechas por Él (la Palabra); y sin Él nada de lo que ha sido hecho fue hecho." Esto muestra que  no hay absolutamente ninguna  excepción en cuanto a la creación. Si Cristo  hubiese sido creado, Él habría sido una notable excepción. Ciertamente Aquel que crea es el Creador, y el Creador es Dios. Esto Rutherford lo niega, y él predica "otro evangelio," que no es un evangelio, sino una invención de Satanás.

Después él reitera la extraña enseñanza del "pastor" Russell que Cristo era un ser  espiritual, creado por Dios, con poder para crear todo lo que ha sido creado aun así es una  criatura de Dios, y no Dios el Hijo. Él dice: "Las escrituras  responden...que prior a su venida a la tierra él era el Logos, un ser espiritual: y su vida fue transferida al plano humano y nació como  un ser humano." (El Arpa de Dios, pg.129)

Y aun así las  Escrituras enseñan que, "la Palabra era Dios...y la Palabra fue hecha carne y moró entre nosotros" (Jn.1:1,14).Las Escrituras no enseñan que el Señor era en "parte" Dios y en "parte" hombre, sino que ellas enseñan que Él era  Dios, el Hijo, que vino a ser hombre, nunca dejando de ser "Dios  bendito para siempre" (Rom.9:5)_ Dios y hombre, una  bendita Persona, un misterio más allá de la comprensión de  la criatura, porque leemos las propias palabras del Señor, "nadie  conoce al Hijo, sino el Padre." (Mt.11:27)

Gracias a Dios, el verdadero creyente conoce al Señor, pero el misterio de Su Santa persona permanece inescrutable, más allá del alcance de la criatura. Cuando los hombres de Bet-semes miraron dentro del arca, un tipo de Cristo, 50.070personas fueron heridas de muerte por su blasfema temeridad (1 Sam. 6:19)  ¿Qué se dirá al juez Rutherford  en el día de  juicio en conexión con su blasfema enseñanza sobre tan santo sujeto?

Además él tiene una idea  fantástica acerca de la resurrección, que él ha derivado del denominado "Pastor" Rusell. Realmente Rutherford en todo esto es el justo eco de Rusell. Que él niega la resurrección se ve claramente en el siguiente extracto: "los cuerpos en que Jesús  apareció  después de su resurrección  no eran el cuerpo en el cual Él fue crucificado tampoco Su cuerpo espiritual glorificado, sino cuerpos creados expresamente para el propósito de aparecer a Sus discípulos. El cuerpo humano de nuestro Señor, el crucificado, fue removido de la tumba por el poder de Dios... Las Escrituras no revelan lo que vino a ser de ese cuerpo, excepto que éste no decayó ni corrompió (Hech.2:27,31). Solo podemos conjeturar que el Señor puede haber preservado éste en alguna parte para exhibirlo al pueblo en la edad milenial." (El Arpa de Dios, pg.172-173)

¿Dónde  hay una  línea  de las Escrituras para apoyar estos vapores  de la mente humana? Hay sutilidad satánica detrás de todo esto. Los rusellitas o el Amanecer Milenial afirman que ellos enseñan la resurrección de  Cristo. Pero esta demanda es un engaño, un mero malabar de palabras. Si el cuerpo que fue al sepulcro no es el cuerpo que salió del sepulcro vivo, no hay resurrección.  Cuando los apóstoles  testificaron  que habían visto al Señor, que Él realmente había resucitado de  entre los muertos, Tomás, quien no estuvo presente cuando este testimonio de la resurrección tuvo lugar dijo: "si no viere en Sus  manos  la señal de los clavos... no creeré" (Jn.20:25). Tomás  exclamó con alegre sorpresa y con la más profunda reverencia, "mi Señor, y mi Dios" (Jn.20:28)

Cuando Juan lloraba mucho porque no se encontraba ningún hombre digno para abrir el libro sellado, o mirarlo se le dijo por uno de los ancianos, no llores, porque el León de la tribu de Judá ha vencido para abrir el libro, y para desatar sus siete sellos, Juan entonces dice, "y he aquí, en medio del trono y de los cuatro seres  vivientes, y en medio de los ancianos, estaba un Cordero como  inmolado." (Apoc.5:6)

Cada testimonio de las Escrituras prueba que el Señor realmente se levantó de los muertos,  y que el mismo cuerpo en el cual Él fue puesto a muerte fue resucitado, aunque  en una nueva condición. Entonces la apariencia que Juan vio, "un Cordero como inmolado." Cuando nuestro Señor ascendió al cielo, los dos varones en blanco testificaron a los discípulos. "este mismo Jesús, que es tomado de entre vosotros al cielo, así mismo vendrá, como le habéis visto ir al cielo" (Hech.10:11). "Este mismo Jesús" Rutherford quiere privarnos de esta preciosa Persona, y en su lugar sustituye un ser  fantástico que nunca ha  existido. Las  Escrituras  refutan  tales erradas nociones.  Estamos ansiosos por hacer  este panfleto lo más breve posible, consistente con exponer  este mortal sistema de error, de manera que pueda tener una  amplia circulación. El precio de  un libro más  grande impediría esto. Hay abundante material para criticismo, mucho que  es fantástico, falso, no apoyado por las  Escrituras, pero nos contentaremos con señalar lo que  Rutherford, como el eco de Rusell, enseña en cuanto a las fechas.

Rutherford dice: "En 1914 Jehová puso a Su Ungido sobre su trono; por tanto en ese tiempo Jesucristo tomó su autoridad como Rey.  Tres años y medio después, en 1918 el Señor entró en su templo, que es el templo de Dios" (Prophecy, pg. 73-74). "este nuevo poder gobernador, el Mesías,  será invisible a los ojos humanos, pero establecerá en la tierra agencias  visibles y representantes de su gobierno de justicia. Por tanto no debemos  esperar que la segunda venida del Señor sea en un cuerpo visible a los ojos  humanos, sino que debemos esperar que Él estuviese presente, ejerciendo Su poder en su propia soberana forma" (El Arpa de Dios, pg.225).

Podemos comprender como las personas pueden ser engañadas por este sistema, si ellos  leen los libros de  Rutherford, y no examinan sus enseñanzas por medio de la Biblia. Él dice que cuando el Señor venga no será visible a los ojos humanos. La Biblia  dice, "He aquí todo ojo le verá" (Apoc.1:7). Rutherford  dice que el Señor no será visto. La Biblia dice que si lo será. Para comprender como él llega a extrañas conclusiones, debemos ir a Rusell, de quien él copia las ideas. Russell profetizó que los tiempos de los gentiles  terminarían en Octubre 1, de 1914. Pero cuando el  tiempo se acercó él vino a ser menos dogmatico y puso a un lado algunas dificultades. En "The Watch Tower" (Nov. 15, 1913) Russell imprimió un artículo titulado, "¿Qué curso debemos tomar?" Él habla de un campesino, quien sugirió que si la iglesia debía ser reunida antes de octubre, 1914, él estaría inclinado a dejar su campo y pasaría ese año  en obra de colportage, ya que tendría suficiente dinero para hacer esto,  si él vendiese su campo.  El astuto "Pastor" sugería que esto sería un imprudente curso excepto estuviese  libre de gravámenes. Si libre de gravámenes sería una buena cosa dar un año a la obra del Señor".

Después Rusell escribió: "el hecho es que, no obstante la Fortaleza de nuestra posición y nuestra esperanza, esta sin embargo es de fe y no de conocimiento." "Declaramos con  certeza las opiniones del escritor y las razones de ello, pero dejamos la decisión final con cada cabeza y corazón en  todas las materias, sin intentar más."  ¿Cuáles deben haber sido los  sentimientos cuando  en lugar de encontrar en 1914, el  Milenio como él lo había predicho, la primera horrible, y devastadora guerra mundial, falsificando todas sus profecías?

¿Y cuáles son las señales visibles de que el Señor ha tomado ahora Su Reino, y ha venido a la tierra y tomado Su gobierno?  La siguiente lista es insobrepasable. Rutherford nos presenta una lista:

Añadir maquinas, aeroplanos, aluminio, tinturas artificiales, automóviles, dinamita, ferrocarriles, teléfonos, televisión, telégrafos, etc." "El Arpa de Dios,pg.240

¡Cómo alguno puede estar tan lejos del  conocimiento de las  escrituras y de cuáles serán las señales del reino milenial del Señor, de manera a presentarnos la lista recién considerada, es difícil imaginar!  Si la materia no fuese tan seria, podríamos imaginar que la lista ha sido compilada como una broma, o por alguna persona  en un asilo de lunáticos.  Esta citación de los escritos de Rutherford es suficiente para condenarlo como estando muy lejos de ser un serio maestro de la  verdad de  Dios.

Tampoco él es consistente. Él nos dice que  el Señor vino a la tierra en forma invisible en 1914, y cuáles son las señales visibles de Su presencia en tales cosas como cuadros  en movimiento, que son como de hecho, ampliamente usados para corromper la moral de la  juventud de la nación, y muchas  otras cosas igualmente  falsas. Él entonces se contradice a si mismo cuando dice: "antes de la guerra mundial las condiciones morales de la tierra  eran demasiado malas, pero todos concuerdan que desde la guerra mundial la degeneración moral es peor" (El Arpa de Dios, pg.191). "No habrá  un gran número de esta clase de novia. Por el contrario, son un número pequeño. Jesús dijo que habría un rebaño pequeño (Lc. 12:32). A través del apóstol Juan él designa el número144.00 (Apoc.14:1) (El Arpa de Dios, pg. 266-267)

Ha habido millones de verdaderos cristianos desde el día de Pentecostés, y aun así Rutherford fríamente limita el número que representará a la iglesia de Dios a 144.000.  ¡Qué pobre concepción de la grandeza del corazón de Dios, y de la grandeza de la obra  expiatoria de Cristo, y de la obra del Espíritu Santo en los corazones y vidas durante largos siglos!  ¡Ciento cuarenta y cuatro mil! ¡Ni siquiera la población de una ciudad mediana!

Sabemos que el libro de Apocalipsis está lleno de lenguaje simbólico, y el número doce es simbólico de lo que es administrativo. Ciento cuarenta y cuatro mil es doce veces doce, y esto pone a miles como un bello símbolo de una adecuada administración. De hecho los 144.000, ya sea  en Apoc.7:4n o 14:1, no se refiere a la iglesia, sino a un cuerpo de santos que será bendecido durante el tiempo de la  gran tribulación, y después que la iglesia  ha sido tomada al cielo conforme a 1 Tes. 4:13-18.

Mucho más podría escribirse sobre este tema. Toda la enseñanza  de Rutherford es anti-cristiana, una perfecta confusión, una mezcla de pura imaginación por parte de Rusell, copiado por Rutherford, su principal exponente, y de las  escrituras   mal comprendidas, mal aplicadas, y torcidas de su verdadero significado para convenir a un sistema engañoso y anti-cristiano. Para nueva luz sobre tal tema refiero al lector al panfleto "Amanecer Milenial brevemente probado por las  Escrituras."

Rutherford hace arrolladores acusaciones contra el clérigo, no exceptuando a nadie. La sangre de uno arde al leer las acusaciones hechas en esta atolondrada forma. Hay, ¡lamentablemente!  Demasiados  ministros profesantes del evangelio, que enseñan malas cosas y niegan el evangelio, pero decir que "el clérigo dice al pueblo que la sangre de Jesús no tiene valor comprador, y que el pueblo se salva a si mismo por solamente mirar a Jesús como un buen hombre, y por venir a ser miembro de la iglesia, y seguir lo que la iglesia enseña" (prophecy,pg.20)  es una calumnia a muchos sinceros ministros del evangelio, que predican salvación solo a través de la sangre de Cristo, y por fe. Hay una larga lista de  acusaciones falsas, como testimonio de eso es la acusación mencionada. Él ciertamente conoce al obispo Ryle, Spurgeon, Moody, y miles de siervos del Señor, y miles hoy están predicando el mismo evangelio.  Uno se levanta del estudio de las obras de Rutherford sin respeto por el escritor, y tan salvajes e injustas son sus declaraciones, y grande su ignorancia de las Escrituras, y venenosa y blasfemas sus enseñanzas. "Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.

Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras." (2 Cor.11:13-15)

El juez Rutherford ha seguido al "Pastor" Rusell al sepulcro, pero pueda esta breve exposición ser el medio en las manos de Dios para contrarrestar en alguna  medida su mala enseñanza, por causa del nombre de  Cristo.

 

A. J. Pollock (1919)