Pregunta. 1. ¿Cuál es la diferencia dispensacional entre los dos discípulos de Juan (Juan 1:37), Felipe    (ver .43), Natanael (ver. 45), y Nicodemo? (Cap. 3:1).

Pregunta. 2. ¿Cuál es la enseñanza dispensacional completa de Juan 2?

 Descargar pdf

Respuesta 1. Los dos discípulos de Juan, oyendo la declaración del corazón de su maestro del deleite en el Cordero de Dios, siguen a Jesús, venid y veréis es Su invitación donde El moraba y permanecen con El aquel día. Esto fue de echo casi en la noche, porque como el evangelista no podía olvidar –un momento para ser atesorado en su corazón – este fue cerca de la hora decima. Uno de estos dos, Andres, primero encuentra a su propio hermano Simón y lo trae a Jesús, quien a su vez le confiere en nombre de Cefas. El día siguiente Jesús Mismo le ordeno a Felipe que Le siguiera; y Felipe encuentra a Natanael de quien el señor decía, ¡He aquí un Israelita en quien no hay engaño! Si no me equivoco, nosotros tenemos un remanente emergiendo del testimonio de Juan que ven y moran con Jesús, avanzando a través de Juan, aun mas allá de Juan, habitando con Jesús donde El habita, desconocido para el mundo porque este no Le conoció. Tal es el lugar Cristiano, morando con Jesús y siguiéndole a Él. Pero nuevamente tenemos el remanente una vez más, tomado como el Israel de Dios, vistos bajo la higuera, aunque estando fuertemente prejuiciados contra un Mesías en humillación, pero finalmente convencido por la prueba de Su omnisciencia, como también por Su gracia, y reconociendo al Nazareno como siendo el Hijo de Dios y Rey de Israel. Grandes cosas deberán ver, como el Señor le dijo: en adelante veréis los cielos abiertos y a los ángeles de Dios ascendiendo y descendiendo en el Hijo del hombre – la cabeza no de los Judíos solamente sino sobre todo de acuerdo a los consejos de Dios, incluso ahora el objeto y centro de todo el servicio angelical.     

            En el caso de Nicodemo (Cap. 3 no vemos una diferencia dispensacional, sino más bien la universal e indispensable necesidad del nuevo nacimiento para cada hombre en cada dispensación para que vean y entren en el reino de Dios. Esto es introducido, como siendo a menudo destacado, por el rechazo de Jesús en el cierre de la escena del capítulo 2 para confiar en el hombre incluso cuando estaba listo para creen en El a causa de los milagros que Él había realizado. Esto era una fe humana, el fruto no del Espíritu Santo, sino de la mente del hombre, y nada bueno para los ojos de Dios. “Debes nacer de nuevo” para tener parte en el reino –todos ya sea Judíos como también Gentiles.

Respuesta 2. Juan 2 nos muestra, místicamente, el futuro reino terrenal, cuando la verdadera fiesta matrimonial sea celebrada, y las formas para purificar cedan el lugar al vino del gozo que el Señor creará y dará libremente; y cuando la ejecución de los juicios caerá en los orgullosos que pervirtieron todas las cosas santas.

                                                                                                                      L.C.S