Pin It

LA RESTAURACIÓN DE LA VERDAD DEL RAPTO PRE-TRIBULACIONAL

 

El verdadero origen de la verdad pre-tribulacional está en el  Nuevo Testamento y esta  verdad fue recuperada para los santos a través de la instrumentalidad de J.N. Darby. Aquellos que directamente, o por inferencia,  dicen que  él mintió acerca de que él la haya encontrado en la palabra de Dios caen en dos  clases: (1) aquellos que dicen que él fue influenciado por el jesuita Ribera o Lacunza; (2) aquellos que dicen que ésta provino de una mujer (inspirada por un demonio), que estaba en la iglesia de  E. Irving (1832), o de una visionera  ocultista, que hablaba en lenguas, una  niña  escocesa (1830)

 

 

 

UN BOSQUEJO DE VISTAS PROFETICAS

 

En vista a  ciertas alegaciones  que se  han hecho concerniente  a quién es el padre del futurismo,  pienso que  sería bueno al comienzo de  esta sección notar que los primeros  escritores  cristianos eran futuristas. De este modo nuestras mentes  serán aclaradas de la noción de que el futurismo tiene una fuente  jesuita.

 

John Wilmod citó a  Dean Alford, como diciendo:

 

"No puede  decirse  que los primeros  padres de  la iglesia  eran futuristas ya que  todo para ellos era futuro."

 

Obviamente, esto,  en efecto, admite que ellos mantenían dogmas futuristas y Dean Alford trataba de mitigar la fuerza del hecho con este comentario. Además, si el preterismo es verdadero,  entonces ellos  podrían haber enseñado  alguna  forma de  preterismo en lugar de futurismo.

 

De cualquiera forma, la negación de que  los  primeros  escritores cristianos fueron futuristas es absurda, como  dijo Wm. Kelly.

 

"Estoy seguro que es una pobre cosa  para una corte contar los sufragios  de los más antiguos padres que escribieron sobre la profecía; pero es absurdo negar que,  justo o errado,  ellos  principalmente están con los futuristas contra los historicistas. Ellos  sostenían que el fin estaba cerca; que el anticristo era un individuo, no una  sucesión; que él tomaría el lugar de Cristo, no el de Su  vicario; sostenían que él se  sentaría en el templo de Dios en Jerusalén, no como el Papa en Roma; también  que los días son  días, y no años, de manera que los tiempos de  Daniel y del Apocalipsis debiesen representar una  breve crisis. Ahora, estos son los puntos  capitales  del futurismo,  como opuesto al Protestantismo (historicismo); y como los primeros padres pensaron que esto estaba más allá de controversia.

 

Wm. Kelly resumió el primitivo futurismo:

 

Por otra parte se admite que los primeros  escritores cristianos son opuestos a la escuela  Protestante (historicismo) en lo relacionado con los siguientes  importantes puntos.

 

1.      Que los diez dedos denotan a personas  individuales

2.      Que los diez cuernos denotan lo mismo

3.      Que el cuerno pequeño (Dn.7) es un rey individual

4.      Que los tiempos, tiempo y medio tiempo de Daniel son tres años y medio

5.      Que el período de Dn.8, son 2300 días  literales.

6.      Que los 1290 días, y 1335 días de Dn.12 deben ser tomados  literalmente

7.      Que el hombre de pecado (2 Tes.2) es un individuo.

8.      *Que los 42 meses  son literalmente tres  años y medio

9.      * los 1260 días  son literales

10.  *Que los dos testigos son individuos

11.  Que la bestia y el falso profeta son individuos

12.  Que los diez reyes (Apoc.17) son individuos

 

 

 

Los puntos marcados con asterisco es donde la  concurrencia es solo parcial. De este modo al menos algunos de los antiguos  aplican los dedos  de hierro con barro , o divisiones del imperio, como no siendo los reinos bárbaros que brotaron en los siglos cuarto y quinto, sino a los reyes  de éste al periodo del fin, que el Señor encontrará  y destruirá  a Su segunda venida; como también ellos  interpretaron  al cuerno pequeño de  Dn. 8, con Antíoco Epifanes mas bien que con el Anticristo, y algunos de los  periodos indefinidamente.

 

Numerosos de los escritos de los padres  antes del concilio de  Nicea (prior al año 325 D.C.) debiesen ser clasificados, en general, como post-tribulacional. Estos  escritores  esperaban que Cristo viniese y estableciese su reino de 1000 años. Ellos esperaban que el Anticristo  apareciese  antes de la aparición de  Cristo y esperaban pasar a  través de la tribulación. Aunque ellos hablaban en términos  expectantes, el Anticristo y la tribulación, a su vista, tenían que  tener lugar primero. Algunos de ellos  comprendieron el futurismo de la semana setenta de Daniel sin considerar las nociones  que ellos pueden haber  tenido acerca de esto. Hipólito  escribió:

 

"y una mitad de la semana   es  para la predicación de los profetas (él piensa en Enoc y Elías), y la otra mitad de la semana_ es decir, los últimos tres años y medio_ el Anticristo reinará sobre la tierra."

 

Irineo escribió:

 

"Pero cuando el Anticristo  haya devastado todas las cosas en el mundo, reinará  por  tres años y seis meses, y se sentará en el templo de Jerusalén..."

 

Cyril de Jerusalén fue completamente  expreso:

 

"‘Un tiempo'  significa un año cubriendo su levantamiento al poder. ‘Tiempos' significa  dos años de su mala carrera, que cuando añadido a un año, hace tres años. El ‘medio tiempo' significa  los últimos seis meses...pienso que algunos de los  exegetas  dedujeron el mismo significado de los últimos versos, ‘los mil doscientos noventa días..."

 

W. Kelly notó:

 

"Aquí, como es sabido,  los así llamados  Padres cayeron en el más serio error, tal como esperar por el retorno del Señor y Su reino futuro sobre la tierra. Pero ninguno de ellos, como yo  recuerdo (y mi amigo d. Brown ha probado bien el punto), dio testimonio a la restauración nacional futura de Israel a la tierra prometida.  Ellos por el contrario abrazaron el nuevo error de suponer  que los santos resucitados estarían en la  Jerusalén terrenal: de esta manera  el mejor de ellos concordaba con borrar las  esperanzas distintivas de Israel y la iglesia; y tan rápido fue el alejamiento de los primeros cristianos aun de los hechos proféticos más claros. Aun antes  ellos  habían perdido de vista  nuestras relaciones  celestiales con Cristo, y la verdad  capital  de la presencia  y acción del Espíritu en la asamblea acá abajo. La consecuencia  fue que entonces  fue consumado el  fatal esquema  de tratar a la iglesia sistemáticamente como  Israel mejorado. Mantenga simple y firmemente la restauración literal de Israel como algo completamente distinto del Cristianismo, y tendrá  un baluarte contra el seudo-espiritualismo, y un fundamento, si justamente usado,  para ver nuestros especiales y celestiales  privilegios.  Los Padres  pensaron  que  Jerusalén durante el milenio sería la ciudad de los santos celestiales, que los judíos serían cristianos, y que todos juntos, resucitados y no  resucitados  reinarían en gloria."

 

El "Seudo-espiritualismo" al cual se  refería es la  espiritualización de las profecías del Antiguo Testamento_ un proceso de alquimia  espiritual por medio del cual las profecías  del  Antiguo Testamento  concerniente  al reino futuro de Cristo  son transmutadas dentro de las  bendiciones de la iglesia. Este proceso está envuelto con la idea de que  Cristo está reinando  a través de la iglesia  y terminó en el Papado y la iglesia profesante ejerciendo el poder temporal. Los  escritos de los "padres" son el registro de alejamiento y declinamiento.

 

 

NUEVO DECLINAMIENTO

 

Posterior al hecho de que Constantino hizo del Cristianismo la religión del estado, se levantó una nueva  actitud  entre los  profesantes seguidores  del rechazado Señor Jesús. Se levantó al Amileanismo. Este fue un nuevo paso en el camino  hacia abajo.  Se comenzó a  creer que Cristo estaba presente reinando a  través de la iglesia. Las nuevas  vistas  aun levantaron cuestiones  acerca de la inspiración del libro de Apocalipsis. Los nombres de  Orígenes y Agustín están conectados con el levantamiento del Amileanismo y la idea  de que Cristo estaba reinando  a  través de la iglesia y que la iglesia  estaba en el Milenio. El declinamiento fue este: verdad pre-tribulacional > post-tribulacionismo >  Amileanismo.

 

Se pensó entonces  que el año mil traería el juicio final, pero este  pasó y de este modo los 1000 años debieron ser  espiritualizados, como esto fue hecho es trazado por el amileanista O.T. Allis. Los  Reformadores fueron Amileanistas, y creían que el Papa era el Anticristo. (También se levantó  el Preterismo. También, en 1703 Daniel Whitby (1638-1726) popularizó el Post-mileanismo). La teoría día-año, en la cual los 1260 días  son tomados  como significando 1260 años, se levantó (con Abbott Joachim de Flores) y esa es la columna vertebral  de la interpretación historicista. Esta  vista es discutida en The Bible Treasury, Vol. 9 y 10, por W. Kelly. Él comentó:

 

"Sin embargo esto no debe ser una materia de litigación sino que es  cierto  que la  exposición Protestante (Historicismo) con todas sus peculiaridades está en directa oposición con los primeros  escritores  eclesiásticos que en lo principal han  estado sobre las principales bases  del Futurismo, excepto  realmente con relación a la  restauración de  Israel a su propia tierra, que  muchos Protestantes (Historicistas) admiten no menos que los (corrientes) Futuristas. En esto al menos  ninguna mente instruida  puede concordar con los Padres;  y la diferencia se aumenta  de acuerdo al conocimiento.  De las otras presunciones  por o contra sus respectivos sistemas, bastante ya se ha dicho.  En cuanto a una prolongada aplicación  como imaginan los  escritores  Protestantes, los Padres no sabían nada,  no esperaban nada de esto.  Algunos de los primeros de ellos sostenían con los  Futuristas que las profecías de las  escrituras  están principalmente ocupadas  con la  gran crisis  al fin de la edad; pero el hecho es  que muy pocos  parece haber sabido algo digno de  notar  acerca de este tema."

 

En el tiempo de la  Reforma un sacerdote romanista, Francisco de Ribera (1537-1591) retornó a algunos elementos del Futurismo. Lo siguieron también en este  camino otros romanistas. Durante comienzos de los años 1800 comenzó un  retorno a algo  parecido a lo que sostenían  los "Padres ante-nicenos". En 1818 W. Whiterby publicó A Review of Scripture in testimony of the Truth of the  Second Advent, The First  Resurrection and the Millennium...y en 1821 Hints Humbly  Submitted to the Commentators and  More  Especially to Such as  have  Written elaborate Dissertations on the  prophecies of Daniel and the  revelation of John, has supposed to Consisted 1260 Years. En 1827 Edward Irving publicó su traducción inglesa  de un tomo  escrito en español  de Manuel Lacunza (1731-1801), "La Venida del Mesías  en Gloria y  Majestad". En  Diciembre 1826/enero 1827. J.N. Darby comprendió la  espera diaria  de Cristo y otras  verdades  relacionadas, como lo hemos visto previamente,  y veremos que él no recibió ayuda del libro de  Lacunza. En 1829  S.R. Maitland publicó su "Segunda  Investigación..." El órgano Irvingita, The  Morning Watch se opuso al  Futurismo de  Maitland, y lo hizo desde una posición  historicista.  Otros se unieron a la batalla  mientras Wm. Burgh tomó una posición futurista, seguido por J.H. Todd en 1838. , Discursos Sobre las Profecías Relacionadas  al Anticristo  en los  Escritos de Daniel y  Pablo Predicado ante la universidad de Dublín. Esta  historia de la controversia  no es nuestra  competencia  pero mencionaré el hecho que John Henry Newman (Después  Cardenal; y hermano de F.W. Newman) publicó  La Idea Protestante del Anticristo, posterior a las  lecturas de  J.H. Todd. Él tomó la posición  que  habría un futuro Anticristo y que el Papa no era el Anticristo, esta última idea  es una  parte de la "Interpretación  Protestante" (Historicismo). Esta  negación, implícita en el futurismo, indignó a los historicistas porque  parecía ser suave hacia el Romanismo. Sin embargo,  Roma es vista en Apoc.17 y 18, representada como una mujer y ciudad, justo como  la  Esposa del Cordero es  representada  como una mujer (Apoc.19), y una ciudad (Apoc.21)

 

 

 

LA CONEXIÓN DE LA VERDAD DEL ARREBATAMIENTO PRETRIBULACIONAL CON LA IGLESIA

 

La verdad del arrebatamiento pre-tribulacional no es una  verdad que  permanezca aislada en sí misma.  Esta es mejor vista en su relación con las verdades concernientes a la iglesia de Dios,  las dispensaciones los pactos y la profecía, etc.  Es importante comprender  esto. La verdad es  una maravillosa unidad y  comprender mal una parte de ella  tiene  efectos sobre comprender las otras  facetas. No es sorpresa que el post-tribulacionista  J.B.Payne comentó que "Dispensacionalismo envuelve la interpretación de toda la Biblia."

 

A veces  los cristianos  sostienen ciertas  verdades  mientras niegan otras  sobre la cual ellas están basadas, o con que ellas  están  íntimamente conectadas.  Por ejemplo,  es inconsistente  sostener  la eterna seguridad del creyente, mientras  se afirma el libre albedrio moral, y se niega  la elección de la  gracia soberana de Dios. Ambas, por supuesto,  son enseñadas en la palabra, pero no son  verdades  independientes.  Ellas  están intercaladas. Estamos en peligro de aceptar mucho de la verdad como nos conviene.  La aceptación de la verdad envuelve un costo para uno mismo. "Compra la verdad y no la vendas."  A menudo no estamos dispuestos a pagar el precio.

 

La conexión de las verdades de la iglesia y de eventos futuros ha sido justamente  evaluada por F.F. Bruce, quien,  note,  se opone  a la verdad del arrebatamiento. Él escribió:

 

"La escatología y eclesiología de Darby son elementos interdependientes en un sistema cuidadosamente construido_ esto no es sorprendente, ya que la  escatología  y eclesiología en  el Nuevo Testamento son interdependientes. Uno no puede  lógicamente  retener la  escatología de Darby y rechazar su  eclesiología,  como algunas  escuelas  de pensamiento intentar hacer en nuestros días. (Nunca  he conocido a alguno que acepta su eclesiología sin al mismo tiempo  aceptar su  escatología)."

 

Por aceptar  "su eclesiología" supongo  que él piensa en la distinción  entre  Israel y la iglesia.  Las enseñanzas  eclesiásticas  de JND actualmente  envuelven  el rechazo del clericalismo, denominacionalismo, la independencia de  asambleas, iglesias  nacionales, confederaciones, etc. Muchos no desean hacer esto. Cuando JND predicó estas verdades en América en el siglo 19, muchos aceptaron  la verdad del arrebatamiento pre-tribulacional y la distinción entre  Israel y la Iglesia, pero no dejaron sus denominaciones y clericalismo (por supuesto, algunos lo hicieron). E.R. Sandeen puso su dedo  sobre algo cuando dijo que estos hombres  necesitaban las denominaciones  para apoyar su estatus  e influencia ministerial. El día declarará esto.

 

JND ha declarado exactamente  la consecuencia de negar el arrebatamiento pre-tribulacional Él dijo:

 

"Al negar un claro remanente  judío, teniendo una fe y esperanzas judías, y descansando sobre  promesas judías (durante el periodo de tribulación), reduce a la iglesia  al nivel de estas (al poner  a la iglesia en  el lugar de este remanente): y el valor y poder  de bendiciones  espirituales en lugares  celestiales en Cristo, y el lugar del cuerpo de  Cristo en unión con Él, se niega y pierde.  Es esto lo que  hace  la cuestión vital para  los mismos  cristianos. El gran objeto del enemigo es  negar el arrebatamiento de los santos antes de la aparición del Señor, y por lo tanto  el rechazo de  un claro remanente judío, con esperanzas judías y ponen a la iglesia a un lado.  Lejos esté de mi decir, que todos los que  han caído dentro de este sistema hayan tenido tal propósito, o aun  hayan estado conscientes  del efecto; pero el efecto no es menos producido, y la pérdida suya, aunque la intención no exista. Ellos son  engañados por el enemigo, aunque ellos estén lejos de intentar engañar con él."

 

Es completamente  claro que las verdades concernientes a la iglesia y lo que es la propia  esperanza de los santos que son miembros del cuerpo de Cristo están entrelazadas.  Ver a jesuitas, o a una mujer visionaria inspirada por  un demonio como siendo la fuente del arrebatamiento pre-tribulacional evidencia  ignorancia  del hecho que "La escatología y eclesiología de Darby son interdependientes..." lo que también quiere decir que la verdad concerniente  a la iglesia  también se perdió cuando  la iglesia perdió la verdad del rapto o arrebatamiento pre-tribulacional.

 

En esta conexión  consideremos el reparo de que  la verdad dispensacional y la verdad del arrebatamiento pre-tribulacional son de  origen reciente, ‘históricamente  inmaduro', y nuevo. Wm. Kelly comentó:

 

"Estoy completamente  convencido que los admirables hombres de la Reforma, aunque  grandemente más allá de aquellos que les siguieron en el siglo 17 y 18, no estuvieron  más  espiritualmente  adecuados para atravesar con seguridad el campo de la profecía que sus descendientes en el tiempo presente. Esta es una cosa  desconocida entre los  Protestantes como entre los Romanistas encontrarse con almas  conscientemente  muertas al pecado y a la ley, y firmes en la libertad con que  Cristo nos ha hecho libres. Aun menos ellos  han comprendido justamente  la unión de los santos con Cristo por el Espíritu o aun como la  casa de  Dios. No conociendo  estas verdades (aunque conociendo las palabras, RAH), han sido muy poco emancipados individualmente de  cada estorbo y lazo ya que sus sistemas vienen ya sea  la levadura Papal de una casta consagrada con sus  eficaces ritos, ellos  habitualmente gravitan hacia el Judaísmo, y esto en un esquema profético tanto en  doctrina como en andar.

 

 

 

Los fundamentos para este  juicio el lector  puede encontrarlos abundantemente, si él no los conoce ya, en estas lecturas. Es inútil,  salvo para propósitos de partido, de enfrentar la acusación por una perentoria negación y altivo desprecio.  Estoy seguro que amo a los  reformadores con sincera afección en el Señor, como por aquellos que  adoptan sus  vistas como un estándar en nuestros días; pero creo que no es  menosprecio si nosotros, beneficiándonos de sus pasos, buscamos seguir conociendo la palabra del Señor más plenamente."

 

Considerando las a menudo repetidas dudas acerca de que la verdad dispensacional es algo nuevo, Wm. Kelly escribió:

 

"Él está también sorprendido que verdad tan importante solo últimamente haya sido aprendida de las  Escrituras. ¿Cómo  podría Shackleton esperar tal cosa  en los primeros padres, si él realmente conoce sus escritos?  ¿Cuál de ellos  escapó a la levadura gálata? Es notable que en esta epístola, cuyo propósito es aclarar a las iglesias de ese país, del mal uso de la ley_ la perdición  de los escritos patrísticos  generalmente, está precisamente  en que el apóstol nunca habla abiertamente de la segunda  venida del Señor. ¿Cuál fue el uso de eso para aquellos que habían perdido la  virtud de Su primera venida?  Los reformadores estaban demasiado absorbidos contendiendo por la justificación, como también contra el Papado, para buscar dentro de la profecía o la iglesia. ¿Y qué  verdadero avance se ha hecho desde entonces?  Temo que ha habido en general un alejamiento de lo que  entonces fue  recuperado. Nuestra apelación, por  tanto, debe ser solo a las Escrituras. Los Padres  inventaron  el miserable sistema de cortar o excluir a Israel y Judá de  la profecía del Antiguo Testamento: para ellos todo era "la iglesia"; y así es con muchos anglicanos, y casi todos los Disidentes, hasta este  día.  Sus imaginaciones   por tanto acerca  del Anticristo  y la gran tribulación  son indignas.  El esquema Protestante fue más lejos en el alejamiento al negar la  individualidad del Anticristo, como  también  su lugar literal en el templo en  Jerusalén en la consumación de la edad, y  convirtiendo los días en nada sino años. Pero ambos de igual manera  judaizaron la  iglesia borrando las  verdaderas  esperanzas de Israel, a través de una mala apropiación de las  escrituras judías..."

 

Concerniente a Pablo y el  "gran misterio," H.A. Ironside dijo:

 

"Esto ocupa mucho de su ministerio, y es claramente la principal gema en la diadema de la verdad del Cristianismo; a pesar de ello por siglos éste fue perdido de vista completamente. De hecho, esto fue así hasta que nuevamente fue públicamente conocido a través de los escritos, predicación, y enseñanza de un distinguido ex-clérigo, J.N. Darby, a comienzos del siglos 19, esta clase de ministerio no se encuentra en un sólo libro o sermón a través de todo un período de 16 siglos. Si alguno duda de esta declaración, investigue y sondee, como lo ha hecho el escritor en cierta medida, los comentarios de los así llamados padres, pre y post- nicenos; los tratados teológicos de los teólogos; escritores Romanos Católicos y de todas las formas de pensamiento; la literatura de la Reforma; los sermones y exposiciones de los Puritanos; y las obras teológicas actuales. Quien lo haga encontrará "el misterio" claramente ausente de todos estos escritos. De ordenanzas exaltadas al lugar de misterios, como en los ritos paganos, él encontrará mucho; ¡Pero en cuanto al misterio, que para el apóstol fue indeciblemente precioso, encontrará raramente una referencia!"

 

El origen de estas  verdades no es  reciente, ya que estas  verdades se encuentran en las Escrituras, pero su exposición después de siglos de descuido tuvo lugar en el siglo 19.

 

 

 R. A. Huebner